Puebla, Pue. Con incrementos salariales y más tiempo para entregar pedidos, las empresas de transporte de carga de la entidad buscan resolver el déficit del 30% en operadores, ante la constante rotación de personal que se presenta cada trimestre.

El sector transportista desde 2009 ha resentido este problema, aunado a que hay insuficiencia de personal capacitado y con experiencia para la contratación.

César Flores Ruiz, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), menciona que con tal de hacer más atractiva esta fuente de trabajo, los empresarios han tenido que ofrecer mejores salarios a quienes cubren el perfil y a los interesados darles cursos de capacitación de una semana con goce de sueldo.

Explica que de los 1,500 socios en la entidad, en promedio tienen parado de dos a tres vehículos por cada diez, situación que no conviene a las empresas, porque el 95% ha renovado sus unidades desde hace cuatro años y que aún están pagando la mayoría.

Si los camiones no están dando servicios significa tener inversiones paradas, que a nosotros preocupa, porque se presentan problemas para cubrir las mensualidades y que a las concesionarios no interesa saber a la hora de cobrarnos , apunta.

Agrega que la situación de inseguridad en las carreteras, sobre todo del norte del país, también ha orillado a los trabajadores del volante a buscar otras opciones para ganarse la vida, sin que les represente ponerse en riesgo en cada viaje; mientras que otros deciden cambiar de oficio para estar más cerca de sus familias.

Flores Ruiz comenta que de cinco que buscan el puesto de chofer, sólo dos cubren el perfil, en tanto los demás no tienen experiencia en fletes al interior de la república mexicana, debido a que trabajaban como operadores del transporte público o escolar en la entidad.

REPLANTEAN CONTRATACIÓN

Raúl Torres, representante de la firma Tres Guerras, menciona que para resolver este déficit tiene que recurrir a poner anuncios de vacantes en entidades como Tlaxcala y Morelos, debido a la cercanía y para hacer factible el pago a los choferes de estos lugares se les ofrece al menos 20 o 30% más del salario, con el propósito de que ofrezcan su servicio.

En promedio un operador gana entre 2,000 y 2,500 por viaje, llegando algunos a realizar seis servicios al mes, estima el entrevistado.

Destaca que en los últimos dos años la rotación de personal en su empresa, es cada tres meses, siendo dos de cinco que renuncian, por lo que en este año ha tenido que replantear el esquema de contratación para hacer más atractivo el puesto.

Puntualiza que el factor hombre-camión, es el soporte del negocio, más que la administración, ya que no sin personal no puede darse el servicio.

Explica que tanto empresas grandes como pequeñas padecen esta situación de falta de personal y que muchas firmas han comenzado a entender que deben esforzarse por ofrecer mejores condiciones económicas a los choferes.

REPRUEBAN EXAMEN

De acuerdo al ex delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal, Roberto Grajales, en Puebla se requieren al menos 3,000 operadores para unidades de carga pesada, porque el padrón es de 7,000 con licencia.

Comenta que también el déficit es porque en los exámenes para otorgar las licencias salen reprobados cuatro de cada diez, quienes desconocen el significado de la señalética carretera, a pesar de que los interesados han sido copilotos durante seis meses como parte de su aprendizaje en las empresas.