El proyecto hotelero inmobiliario de 24,000 habitaciones que se desarrolla en la parte continental de Isla Mujeres aún no tiene nombre comercial. Por ello, el ayuntamiento de la ínsula realiza un estudio mercadológico para definir el distintivo con que se iniciará el marketing de éste, que pretende ser el tercer desarrollo en importancia en Quintana Roo.

Aunque se mencionan nombres como Riviera Mujeres o Costa Mujeres, existe oposición de hoteleros de Cancún y la Riviera Maya a que asuma un distintivo que lo asocie a esas marcas comerciales, por lo que no se ha podido definir una identidad mercadológica con la que se comenzará a publicitar el desarrollo.

Sin embargo, el proyecto registra un avance superior a 3,000 habitaciones construidas y la aprobación de uno de los más ambiciosos desarrollos que lo conforman: Soto Lindo, el cual proyecta la edificación de más de 9,000 habitaciones y cuenta ya con los permisos ambientales, pese a la oposición de grupos ecologistas.

NO QUIEREN QUE CREE CONFUSIÓN

El presidente municipal de Isla Mujeres, Hugo Sánchez Montalvo, aseguró que es de vital importancia contar con una identidad comercial para el proyecto, aunque tras conocerse la oposición de hoteleros al nombre Riviera Mujeres, el edil asegura que éste no es la única opción.

El proyecto ya cuenta con la infraestructura de conectividad terrestre que lo une a Cancún, además de estar aprobado el plan maestro de lo que será llamada Ciudad Mujeres, asentamiento urbano que dará soporte y albergará a los miles de trabajadores que laborarán en el desarrollo turístico de la región.

Aunque está planeado para detonarse en un plazo de 30 años, lapso en que tiene contemplada la construcción de hasta 24,000 habitaciones hoteleras, la identidad mercadológica adecuada urge definirla para poder interesar a inversionistas y acelerar el desarrollo.

Darío Flota Ocampo, director del Fideicomiso de la Riviera Maya, dijo que el nombre de Riviera Mujeres no conviene a los intereses a la hotelería ya instalada en la zona norte de Quintana Roo, pues crearía confusión y lastimaría los intereses comerciales de quienes desde años se han promocionado con la palabra riviera en sus campañas.

Lo ideal, dijo, es que la parte continental de Isla Mujeres adopte una identidad propia que lo diferencie de la oferta que ya existe y sume nuevos productos turísticos que enriquezcan la oferta.

EN NÚMEROS

30 años es el plan de negocios del proyecto en el destino.

9,000 habitaciones tendrá el complejo Soto Lindo.

[email protected]