Monterrey, NL. En medio del conflicto laboral que se vive en Matamoros, la empresa alemana Grupo Nordex anunció la instalación de una planta de producción de palas de rotor de aerogeneradores, la cual generará 900 empleos directos e indirectos en esa ciudad.

“La instalación de Nordex en Matamoros confirma la confianza en Tamaulipas y contribuye al crecimiento del sector energético. Refrendamos el compromiso para ser guía y respaldo de las empresas que están llegando a nuestro estado”, aseguró el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Nordex, compañía transnacional líder en el mercado de energía eólica, informó que las palas del rotor suman más de 1 gigawatt de capacidad por año y se producirán en Matamoros para los mercados locales y globales.

La producción se extenderá igualmente a las palas del rotor para las turbinas grandes de las plataformas AW y Delta4000, y la planta está programada para comenzar en la primavera del 2019, indica un comunicado de la compañía.

“Con la planta en Matamoros estamos respondiendo al fuerte aumento de la demanda mundial de nuestros productos. Además de las instalaciones de producción de palas de rotor existentes en diferentes regiones, ahora también podemos fabricar nuestras palas de rotor en las inmediaciones del norte y Latinoamérica. Esto incrementa significativamente nuestra competitividad”, dijo José Luis Blanco, director ejecutivo de Nordex.

Siguen los paros

Mientras empresas como Nordex le apuestan a México por el marco regulatorio en el sector energético, las maquiladoras en la ciudad continúan con la exigencia de un incremento salarial de 20% y un bono anual de 32,000 pesos.

El líder del Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros y su Municipio, Jesús Mendoza Reyes, declaró en días pasados que siete firmas alcanzaron el 20/32, mientras que otras 23 no están conformes con un incremento de 8% que lograron.

Aseguró que estas empresas no tienen en su contrato colectivo de trabajo la cláusula del aumento al salario mínimo ni el bono de 32,000 pesos, por lo que no pueden cumplir con dicha exigencia.

Como se recordará, 48 maquiladoras del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora en Matamoros dieron fin a los paros y huelgas el pasado 10 de febrero.

Sin embargo, la Secretaría de Desarrollo Económico estatal informó que los paros y huelgas dejaron pérdidas por más de 1,000 millones de pesos en la ciudad.

En tanto, en un mensaje difundido por redes sociales, el gobernador de Tamaulipas hizo un llamado al gobierno federal para que coadyuve a la resolución del conflicto de Matamoros y que considere algún mecanismo o incentivo fiscal que le permita a las empresas continuar laborando para que no se presente un escenario de pérdida de empleos.

“Se ha realizado un largo y complejo proceso de negociación de las condiciones laborales de importantes empresas maquiladoras y sus trabajadores. La mayor parte de las empresas ya ha logrado importantes acuerdos laborales; sin embargo, hasta el momento otras aún no lo logran y se encuentran en proceso de negociación”, refirió.

Sostuvo que el principal interés del gobierno estatal radica en promover el desarrollo económico de la región, así como el bienestar de los trabajadores que han entregado su esfuerzo para el desarrollo de la industria maquiladora en la zona fronteriza.

[email protected]