El Sistema Estatal de Financiamiento, creado por el gobierno del estado de Jalisco para financiar los proyectos productivos de la entidad bajo un esquema de banca de desarrollo, planea superar este año los 1,000 millones de pesos en financiamiento bajo diversos esquemas como el factoraje y la banca de segundo piso.

De acuerdo con el proyecto, que cuenta tanto con financiamiento propio como con recursos que baja de otras instituciones, el sistema planea otorgar créditos por 500 millones de pesos en créditos directos, otros 300 millones en acciones de segundo piso a través de intermediarios no bancarios y 200 millones adicionales para la unidad de factoraje, a través de un esquema de garantía a los exportadores.

Conforme a lo proyectado, el 1 de diciembre del 2011 arrancó el modelo de segundo piso -una de las cuatro unidades de negocio que conformarán el Sistema Estatal de Financiamiento- y en los primeros tres meses de operación colocó créditos por 20 millones de pesos a través de intermediarios financieros, cifra que representa una quinta parte de la colocación proyectada.

INICIA LA SEGUNDA ETAPA ?DEL ORGANISMO

El pasado 1 de marzo se puso en operación la Unidad de Microcrédito, que en su primera semana de operación tramitó 75 financiamientos de un total de 1,700 que se prevé otorgar durante el 2012, informó el director del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (Fojal), Gonzalo Jiménez.

El funcionario adelantó a El Economista que este mismo mes arranca también la Unidad de Factoraje que beneficiará principalmente a los sectores industriales tradicionales del estado como vestido, mueble y joyería.

Son fundamentales para sus operaciones porque a veces las empresas dejan la producción en exhibición o la dan en comodato en algunas tiendas y exposiciones, y luego hay que recuperar el dinero; entonces, el hecho de que nosotros les podamos adelantar pedidos y garantizar que van a tener liquidez va a ser de gran beneficio .

Mediante este modelo de financiamiento la banca de desarrollo del estado proyecta la colocación de 1,000 créditos, aunque al ser revolvente, el organismo espera que el beneficio pueda duplicarse en lo que resta del año.

Añadió que el objetivo del sistema estatal de financiamiento es que cada una de las cuatro unidades de negocio tenga un crecimiento anual de entre 25 y 50 por ciento.

Con este esquema, Fojal se convirtió en el primer modelo de banca de desarrollo operada por un gobierno estatal en todo México y es administrado por un fideicomiso que integran tanto representantes del gobierno como de la Iniciativa Privada.

[email protected]