Monterrey, NL. Durante el primer semestre del año en curso, la manufactura local mantuvo el nivel de producción en fase de expansión, según el Reporte de Expectativas Económicas, de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

Si bien el crecimiento se mantuvo en el mes de junio, se observó una desaceleración en el ritmo de los indicadores, puntualiza la encuesta realizada del 2 al 9 de julio de este año, con 191 empresas consultadas.

El indicador de volumen físico de producción que se redujo de 55.34 puntos en el mes de mayo a 51.27 puntos en junio refleja que un menor número de empresas reportaron crecimiento, debido al comportamiento a la baja de las exportaciones y la demanda interna.

Las exportaciones de productos manufacturados en el estado pasaron de 51.05 puntos registrados en mayo a 46.72 en junio, colocando a este indicador en fase de contracción.

Adicional a esto, los nuevos pedidos realizados a las empresas también perdieron terreno, este índice bajó 5 puntos, alcanzando 50.68 en el mes de junio.

Con ello, la capacidad utilizada de las empresas y el número de trabajadores con los que cuenta el sector se movieron en el mismo sentido, desacelerando a 51.78 y 50.53 puntos, respectivamente.

La desaceleración en junio también impacto en la inversión de las empresas, aunque en una proporción menor. En específico, 30.8% de los industriales señaló haber invertido durante junio, porcentaje todavía superior a lo presentado a inicios de año, de 28.2 por ciento.

Elecciones

Debido al pasado proceso electoral, el mayor factor que obstaculizó a las empresas fue el panorama político.

“Por primera vez incluido en la encuesta, es el panorama político. Las elecciones presidenciales generaron un alto grado de incertidumbre que incidió sobre las expectativas, así lo reflejaron 47.6% de los empresarios”, puntualizó el reporte.

En segundo lugar, se encuentra la volatilidad del tipo de cambio, que impactó en 40.3% de los industriales.

[email protected]