Monterrey, NL. No habrá regreso a clases presenciales en este ciclo escolar, sólo regresarán los maestros y el personal administrativo a las escuelas primarias y secundarias, en 25 municipios que se localizan fuera del área metropolitana donde no hay contagios de Covid-19, para realizar actividades escolares, aseguró el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

“No regresamos a clases presenciales, regresamos a actividades escolares. El maestro regresa a la escuela de manera preventiva (en las que se encuentra), a preparar, a recibir a madres y padres de familia para informarles y a los alumnos que quieran actualizarse. No es un regreso a clases presenciales”, reiteró el mandatario.

El regreso a actividades escolares será a partir del próximo lunes 21 de junio, sin embargo, será de manera voluntaria y con un aforo de 30 por ciento. Sin embargo, aún no se han definido las fechas y calendario para el próximo ciclo escolar que será gradual y voluntario, tanto para docentes como para estudiantes.

“No habrá obligatoriedad de cuotas (escolares), ni de libros, para que estén tranquilos los padres de familia”, aseguró Rodríguez Calderón.

Y para evitar desinformación a los padres de familia, ante cualquier duda, pidió que se comuniquen a los teléfonos 8120205050, 81205051 y 81205052 y al 070, donde los atenderán.

Por su parte, la secretaria de Educación estatal, María de los Ángeles Erizurriz, explicó que cuando se anuncie el regreso a clases, se realizará de manera gradual y voluntaria y se mantendrá un sistema híbrido de educación (presencial y virtual), sin embargo, el nivel de educación inicial y preescolar no están contemplados para volver a las aulas.

Se estima que regresarán 50,000 maestros a las escuelas públicas y privadas.

Inversión

El gobernador de Nuevo León, enfatizó que no ha sido igual preparar la infraestructura hospitalaria para atender a los pacientes de Covid-19, que el regreso a las escuelas, pues se adecuaron 19 hospitales, mientras que se deben rehabilitar 6,000 planteles.

Aseguró que el Congreso local autorizó un presupuesto de 150 millones de pesos para los protocolos de higiene y otros gastos en las escuelas, pero se requieren más recursos, debido a que permanecieron vacías durante un año y medio y cerraron el agua y la luz.

Por ello, explicó que en una reciente visita que hizo al estado la secretaria de Educación Pública federal, Delfina Gómez Álvarez, le solicitó 350 millones de pesos para estos trabajos de rehabilitación.

kg