Puebla.- Los maestros sindicalizados son los que más deben a las casas de préstamos, siendo alrededor de 48 millones de pesos. La morosidad es con 17 de las 30 empresas que funcionan en la entidad.

Facundo Montes López, representante de estas instituciones financieras, comenta que son alrededor de 4,850 docentes que se encuentran en cartera vencida, con saldos hasta de 200,000 pesos.

Explica que apenas el 25% ha reestructurado sus adeudos, mientras que el resto continúa pagando lo mínimo en intereses.

Comenta que los maestros representan el 40% de su mercado que son alrededor de 60,000 clientes, cuyo número creció en los últimos dos años al igual que en empresas abiertas.

Respecto a los docentes menciona que muchos de los financiamientos fueron para la compra de electrodomésticos, muebles, automóviles, viajes y préstamos en efectivo.

Expone que ante los incumplimientos presentados, algunas de las empresas aceptaron que las secciones 23 y 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) a través les paguen mediante el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), instancia que reestructurará la deuda de cada uno a intereses más bajos.

Montes López menciona que al 40% se les descontaba vía nómina, por lo que en algunos casos con los adeudos sólo les quedaban entre 300 y 500 pesos a la quincena, situación que les impedía cubrir otros gastos personales incluso otros créditos.

Puntualiza que aun así, el sector magisterial poblano continúa siendo una parte importante del negocio de préstamos, lo que ha dado pie a que lleguen más empresas para operar.