Monterrey, NL. Para hacerle frente a la variante Ómicron del coronavirus, la postura de la bancada de Movimiento Ciudadano (MC) es aprobar cualquier modificación que sea necesaria al paquete fiscal 2022, comentó a El Economista, la diputada Norma Edith Benítez Rivera, presidenta de la Comisión de Presupuesto, del Congreso de Nuevo León.

"En la Secretaría de Salud, hubo una redirección de gastos en 2021 para la aplicación de pruebas PCR, ya que disminuyeron los casos positivos, pero se continúa atendiendo a la población". Para el ejercicio de 2022, continuará la vacunación contra Covid-19  para toda la población, cuidando protocolos, y de ser necesario, se aprobarán modificaciones al presupuesto, recalcó la legisladora.

Por otra parte, el gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, mencionó que una vez que se aprobó la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, el pasado 4 de octubre, frente a los enormes retos, se conformaron tres gabinetes estratégicos: el gabinete de buen gobierno, el gabinete de riqueza sostenible y el de igualdad para todas las personas.

La Iniciativa del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2022 que propuso el ejecutivo estatal al Congreso del estado, asciende a 117,743 millones de pesos, lo que representa 10,575 millones de pesos adicionales al presupuesto aprobado para el ejercicio fiscal 2021, equivalente a un avance de 9.9 por ciento, explicó la diputada emecista.

Ingresos

En la iniciativa de Ley de Ingresos para 2022, el total de ingresos asciende a 117,743 millones, de los cuales, los ingresos de libre disposición suman 74,042 millones de pesos: impuestos; derechos; productos; aprovechamientos; participaciones; incentivos derivados de la colaboración fiscal.

En cuanto a los ingresos federales etiquetados, alcanzarán 36,443.6 millones, más ingresos derivados de financiamientos por 7,256.4 millones de pesos.

Asimismo, en la iniciativa de Ley de Egresos para 2022, se proyecta un gasto de 117,743 millones de pesos en gasto no etiquetado por 81,100 millones de pesos: servicios personales; materiales y suministros; servicios generales; transferencias; asignaciones, subsidios y otras ayudas; bienes muebles, inmuebles e intangibles; inversión pública; inversiones financieras y otras provisiones, participaciones y aportaciones y deuda pública.

En cuanto al gasto etiquetado para egresos, suma 36,642 millones, con partidas para materiales y suministros; transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas; bienes muebles, inmuebles e intangibles; inversión pública; inversiones financieras y otras provisiones, participaciones y aportaciones y deuda pública.

Presupuesto base cero

Esta administración implementó el presupuesto base cero, que es un nuevo modelo de gobierno que pretende hacer más acciones con los mismos recursos, lo que implicó un reajuste en la estructura administrativa anterior, con la creación de nuevas dependencias y la eliminación de otras, explicó la legisladora.

No obstante, puntualizó, que este rediseño institucional no presenta impacto presupuestario alguno que signifique exceder los recursos asignados a las Secretarías.

“Se trata estrictamente de una Reingeniería Presupuestal desde una perspectiva de Presupuesto Base Cero, que busca eliminar duplicidades en el sistema actual, por lo que no va implicar nuevos puestos de trabajo, ni un mayor gasto; más bien esta modificación orgánica se da a partir del fortalecimiento y la especialización de facultades que buscan atender de manera particular cada área de gobierno”.

“Incluso, atiende la inminente necesidad de generar ahorros de recursos y distribuirlos de manera equitativa para el funcionamiento de los programas y proyectos prioritarios que logren solucionar los problemas de las y los ciudadanos”, ahondó la presidenta de la Comisión de Presupuesto del Congreso local.

kg