Monterrey, NL. Los tres poderes del gobierno estatal, la federación, alcaldes, empresarios, sindicatos, academia, organizaciones de la sociedad civil y empresas de seguridad privada, firmaron el Acuerdo por la Seguridad 2021-2027, con el objetivo de que todas las partes conformen una agenda común para prevenir y reducir los índices delictivos y la violencia.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda dijo que la seguridad "no es un tema del C5 (Centro de Coordinación Integral, de Control y Comando, Comunicaciones y Control del estado) hay que ir a las causas, por ello, se creará la Ley de Justicia Cívica en noviembre, la Fuerza Civil es de todos, la paz y estabilidad se va a garantizar los siguientes años, vamos a refundar a Fuerza Civil”, aseguró.

Aseguró que la meta es llegar a contar con 7,500 elementos de seguridad pública, y en el presupuesto, la seguridad será un fuerte componente, por ello se destinarán 750 millones de pesos para patrullas, armamento, equipo, tecnología, pero de nada sirve el presupuesto si las autoridades no se coordinan por encima de cualquier campaña electoral.

“Si hay seguridad habrá riqueza e igualdad para todos, para que los extranjeros vengan a invertir, si no, no se abrirán mayores empresas, y los niños y jóvenes no tendrán oportunidad para la movilidad social”, enfatizó el mandatario estatal.

Seguridad es de todos

Por su parte, Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública, recalcó que la seguridad depende de todos, “no es un voto de confianza, es un compromiso”.

Los objetivos que se han planteado para cumplir este Acuerdo, explicó Aldo Fasci, serán: combatir las redes de corrupción; combatir las causas de conductas antisociales; garantizar el acceso a la justicia; combatir la impunidad; fortalecer el Sistema Metropolitano de Justicia Cívico.

Así como operar un sistema integral de indicadores de medición de la criminalidad; consolidar un servicio profesional de carrera en la prevención, seguridad y justicia y crear cambios en la ley que permitan la aplicación de justicia con perspectiva de género.

De acuerdo con datos de la plataforma Cómo Vamos Nuevo León, en índice de paz, el estado subió la calificación de 2.6 en 2019, a 2.8 en 2020, pese a la pandemia. La fuente es el Instituto para la Economía y Paz.

Por otra parte, la cifra negra de delitos en Nuevo León, bajó de 95% en 2016 a 90% en 2018, de acuerdo con datos de Inegi, mientras la media nacional está en 93.2% ese mismo año, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).