Los municipios de 10 de los 31 estados del país incrementaron más su deuda pública de manera conjunta, del segundo trimestre de 2014 a igual periodo de este año, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Se trata de los municipios de Oaxaca, Puebla, Veracruz, Guerrero, Baja California, Zacatecas, Durango, Estado de México, Guanajuato y Sonora.

Analizados de manera conjunta, los gobiernos municipales de Oaxaca arrojaron el mayor incremento, con 705%, al pasar de 58.4 a 470 millones de pesos. La SHCP tiene registrados 572 ayuntamientos, de los cuales, sólo 50 tienen un adeudo con la banca privada o de desarrollo.

Oaxaca capital ostenta el mayor monto de esos 470 millones de pesos. A junio de este año se registraron en los documentos de Hacienda un monto por 266 millones, lo que representa 57% del total.

Con montos menores están Juchitán de Zaragoza (22.7 millones de pesos), Huautla de Jiménez (21.2), Santo Domingo Tehuantepec (17.4) y Miahuatlán de Porfirio Díaz (16.6).

Detrás de los municipios de Oaxaca siguen los de Puebla, con un incremento de 33.6% en el periodo referido; los de Veracruz, con 30.6%; los de Guerrero, con 26.8%, y los de Baja California, con 12.6 por ciento.

Los más endeudados del país

La deuda de los 2,440 municipios de México ascendió a 49,681.7 millones de pesos al segundo trimestre, lo que representó un aumento anual de 1.9 por ciento. Del saldo neto, 92% está en manos de la banca múltiple y de desarrollo, 46% en cada caso. El resto, en rubros como emisiones bursátiles.

Los 10 municipios más endeudados a nivel nacional son: Tijuana, con 2,545 millones de pesos; Guadalajara, con 2,356 millones; Monterrey, con 2,078 millones; Hermosillo, con 1,440 millones; León, con 1,399 millones; Benito Juárez (Cancún), con 1,266 millones; Mexicali, con 1,142 millones; Zapopan, con 1,116 millones; Nuevo Laredo, con 1,032 millones, y Tonalá, con 963 millones. Estas 10 administraciones concentran 30% de los pasivos municipales netos reportados por la SHCP.

Velocidad de contratación

A decir de Carlos González, investigador del Tecnológico de Monterrey, el mayor problema no es el monto, sino la velocidad a la que crecen, aunque destacó que en los últimos trimestres moderaron su grado de avance.

Al igual de Flavia Rodríguez, directora de aregional, González considera que las obligaciones financieras de ambos niveles de gobierno (estatal y municipal) y sus organismos no es un problema sistémico, ya que representa 2.9% del Producto Interno Bruto; sin embargo, advirtió González, si continúa con ese ritmo de crecimiento varios municipios se verán en serios problemas .

Y es que, por ejemplo, de las 10 alcaldías con más deuda en términos absolutos, en siete casos sus obligaciones financieras acaparan más de 50% de sus recursos por participaciones (Ramo 28): Tonalá (100%), León (98.7%), Benito Juárez (76%), Monterrey (75.4%), Tijuana (72%), Hermosillo (52.6%) y Guadalajara (50 por ciento).

[email protected]