El modelo de franquicias de baja inversión -cuya inversión inicial es de apenas 75,300 pesos y ofrece un retorno de inversión en ocho meses- apuesta por abrirse mercado en Querétaro y la región Centro-Bajío, donde ve las mayores posibilidades de crecimiento y potencial de desarrollo.

Puebla, Tlaxcala, Querétaro, el Estado de México y Guanajuato presentan un enorme potencial , aseguró Francisco Rodríguez de la Mora, director de Franquicias de Alto Consumo (FAC), que agrupa a tres marcas: La Tiendita de Tres Pesos, Chissa y Barañas.

En las dos últimas -explicó- se venden productos con un precio de cinco pesos.

Con esas tres marcas, comentó Rodríguez de la Mora, FAC ha mostrado un crecimiento importante en los últimos siete años en el país, al registrar un desarrollo sin precedente en el sector, en mayor medida desde que los conceptos extranjeros con un esquema similar dejaron de operar.

El Director de FAC destacó que hasta el momento ninguno de los tres conceptos tiene presencia en la entidad, aunque adelantó que ya hay algunos inversionistas interesados para que en el 2013 se instalen las primeras franquicias de este tipo.

El modelo de franquicias de baja inversión o alto consumo, dijo, no impone ni cuota de entrada ni regalías y el monto de inversión inicial para dicho modelo (75,300 pesos) es de los más bajos del mercado.

Rodríguez de la Mora enfatizó que hasta el momento se han abierto 480 puntos de venta en el país y pretenden que al cierre de año sumen 515 tiendas en toda la República Mexicana.

sirse.rosas@eleconomista.mx