Cancún, QR. Se tienen ya los terrenos para la reubicación de las casi 600 familias que habitan el asentamiento conocido como Las Torres, ubicado debajo de las líneas de alta tensión en Playa del Carmen, por donde correrá el Tren Maya.

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, explicó que se decidió no entregarles vivienda terminada como estaba planeado en un principio por los elevados costos que suponía; en cambio, se les proporcionarán sólo los terrenos para que de manera inmediata sean poseedores de un patrimonio con todos los servicios básicos, es decir, drenaje, agua y suministro eléctrico; también contarán con los documentos legales para dar certeza a la adquisición de los predios.

“Algo muy importante que nosotros propusimos: otorgarles lotes de mínimo 100 metros cuadrados para que esa gente lo primero que tenga sea propiedad, en un lote que tiene servicios, drenaje, agua y luz”, refirió.

Para ser beneficiarios de los terrenos se les solicitará quedar inscritos en una cooperativa, que será la figura jurídica a través de la cual se gestionarán los mejores precios de mercado para la construcción de las viviendas, las cuales serán pagadas con las aportaciones de los mismos beneficiarios.

“Te inscribes y tienes que entrar forzosamente en una cooperativa de construcción para que la obra que se levante sea al mejor precio posible, para eso es la cooperativa, para que se obtengan los mejores precios. Pero tiene que ser una organización social la que levante y genere ese patrimonio”, expuso.

Jiménez Pons aseguró que un caso similar ya se llevó a cabo en las comunidades de El Espejo, en Tabasco, las cuales estaban conformadas por casas muy precarias de lámina y cartón, a las que se les dieron terrenos urbanizados, donde se construyó una comunidad diseñada entonces por el arquitecto Mario Clavel.

“Ya lo hicimos en Tabasco hace 40 años en El Espejo, una comunidad muy precaria de cartón y palos. A las familias se les dieron terrenos y ellos con su esfuerzo conformaron una cooperativa”, recordó.

El funcionario informó que este planteamiento derivó de la última reunión en la que estuvo presente la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, así como representantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Antecedente

En febrero de este año, Eduardo Ortiz Jasso, titular de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo, comentó en entrevista que la Sedatu estaba en busca del sitio suficiente para albergar a los cerca de 2,600 habitantes que actualmente ocupan el asentamiento, el cual está comprendido por una aproximado de 600 lotes irregulares, que se extienden a lo largo de 10 kilómetros debajo de las líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad.

Ortiz Jasso señaló que el ofrecimiento a las familias sería parte del Plan Maestro de Mejoramiento Urbano que anunció el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, el traslado implicaría un común acuerdo entre las familias beneficiarias y el gobierno federal, mediante el compromiso de dotarlos de un espacio con todos los servicios urbanos.

[email protected]