Guadalajara, Jal. Desde la madrugada del viernes, permanece en el centro histórico de Guadalajara la presencia de 180 elementos de la Dirección de Seguridad Pública del ayuntamiento, así como 120 del área de Inspección y Vigilancia, para evitar la instalación de comerciantes ambulantes en las plazas públicas.

A través del Plan de Acción de Integración del Centro Histórico, el gobierno municipal encabezado por el priísta Ramiro Hernández, proyecta dejar limpio de ambulantes el primer cuadro de la ciudad, al tiempo que buscará reubicar a los alrededor de 600 comerciantes informales que ahí se instalaban.

El secretario de Promoción Económica de Guadalajara, Pedro Ruíz, presentó a los ambulantes un proyecto de reubicación en 405 espacios entre mercados municipales y tianguis, además de la adecuación de espacios abiertos en las Plazas Juárez, 18 de Marzo y el Parque Rojo.

El funcionario añadió que esa dependencia, ofreció asimismo créditos desde 3,000 hasta 10,000 pesos para que los comerciantes que fueron retirados puedan reinstalar su negocio en otro sitio.

Por su parte, el director de Inspección del ayuntamiento, Salvador Orozco Santillán, reconoció que en los últimos dos años de la pasada administración –encabezada por el hoy gobernador electo Jorge Aristóteles Sandoval (PRI)-, el ambulantaje creció 105%.

Explicó que la estrategia del municipio consiste en reubicar a los comerciantes informales en ocho plazas, principalmente hacia el Oriente de la ciudad, para dejar libres las explanadas del Teatro Degollado, el Instituto Cultural Cabañas, la Plaza Guadalajara y los alrededores de la presidencia municipal tapatía.

CANACO RESPALDA OPERATIVO

En tanto, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Guadalajara, ofreció su respaldo al presidente municipal de Guadalajara por hacer valer las leyes y reglamentos de nuestra ciudad .

El presidente del organismo empresarial Francisco Beckmann, señaló que será un trabajo complicado que implicará una serie de dificultades , pero ofreció trabajar de forma coordinada con el ayuntamiento tapatío en un proyecto integral que ordene el primer cuadro de la ciudad, incluyendo las fachadas de los comercios establecidos en la zona.