Guadalajara, Jal. El Tesorero de Guadalajara, Hugo Alberto Michel, admitió que existe un desequilibrio en las finanzas municipales, pero descartó un riesgo de quiebra técnica.

Lo anterior, luego de que la calificadora Standard and Poor’s (S&P) degradara hace unos días la nota de riesgo crediticio del ayuntamiento tapatío de mxAA a mxA y cambiara la perspectiva de estable a negativa.

El presidente del capítulo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Juan Carlos Sainz, comentó -después de la revisión de S&P- que el gobierno municipal tuvo una mala planeación financiera y advirtió que el problema de liquidez podría derivar en una quiebra técnica de no ser atendido.

De acuerdo con datos de S&P, hasta abril pasado las cuentas bancarias del ayuntamiento tapatío tenían 208 millones de pesos, mientras la deuda a proveedores ascendía a 492 millones.

Al respecto, el Presidente del IMEF comentó que la degradación de la evaluación crediticia obedeció, además de la mala programación de su gasto, a un incremento de 69% en la deuda pública del municipio, que pasó de 1,580 a 2,670 millones de pesos.

S&P refiere que en el 2011 el gobierno municipal aumentó 14% el gasto en servicios personales y 17% en servicios generales, mientras los ingresos propios no tuvieron incremento.

El presidente municipal de Guadalajara, Francisco Ayón, declaró en rueda de prensa que las deudas a proveedores quedarán saldadas en el último mes de la administración, es decir, en septiembre de este año.

Sin embargo, admitió que la deuda por 1,100 millones de pesos del crédito que el ayuntamiento contrató para la pavimentación con concreto hidráulico de las principales avenidas de la ciudad con miras a la realización de los Juegos Panamericanos 2011 sí la heredará a las siguientes administraciones.

ROMPE CON CALIFICADORA

Luego de la degradación en su riesgo crediticio, Guadalajara terminó su relación con S&P. Francisco Ayón indicó que el municipio ya busca otras instituciones que se encarguen de revisar las finanzas del gobierno tapatío.

La intención -dijo- es que sean cuatro las firmas que revisen el manejo de las finanzas.

[email protected]