Querétaro, Qro. Se lanzó el Programa de Impulso Económico y de Fomento al Empleo, que consiste en un fondo de garantías que integra una bolsa de 160 millones de pesos, para otorgar créditos desde 500,000 hasta 5 millones de pesos a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

La iniciativa es coordinada entre Nacional Financiera (Nafin), el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y el gobierno estatal. La bolsa se integra de una aportación igualitaria de 10 millones de pesos por parte del Inadem y el gobierno del estado, potenciado por Nafin, para llegar a 160 millones de pesos.

Está dirigido a personas físicas con actividad empresarial, morales e incluso a quienes se encuentren adscritos al Régimen de Incorporación Fiscal, desglosó el representante de Nafin en Querétaro, José Luis García Haro.

Los sectores prioritarios susceptibles de acceder a los créditos son los de construcción, químico, agroindustrial, electrodoméstico, tecnologías de información, automotriz, metalmecánico, maquinaria de equipo, y servicios de apoyo a negocios.

Los créditos serán aprobados para ejercerse en capital de trabajo, como mano de obra, materias primas, gastos directos; o para hacer inversiones en activos fijos, como maquinaria, equipo, remodelación, construcción o modernización.

Aquellos préstamos que sean para capital de trabajo tendrán un plazo de pago de tres años; para activo fijo, de cinco años; mientras que para la combinación de ambos, es de cinco años. Nafin, como banca de segundo piso, trabajará con siete bancos.

Facilidades

Entre las facilidades para acceder a este fondo sobresale que son créditos sin garantías, sin comisión de apertura y sin penalidad por pago anticipado.

El Fondo de Garantías es el eje estratégico del Programa de Impulso Económico y de Fomento al Empleo, en el que el gobierno estatal será el que subsidiará la garantía.

El secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco del Prete Tercero, destacó que se trata de un modelo que abona a la competitividad de las empresas.

A este paso, afirmó, se sumará la estrategia de integración de la cadena de proveeduría, que consistirá en vincular a proveedores, tanto a nivel nacional como internacional.

Es un esquema de financiamiento muy ventajoso para el empresario y que, en conjunto con toda esta gama de servicios que ofrece la Sedesu, en el lado de desarrollo económico, son modelos que fomentan la competitividad y vinculación con proveedores , comentó.

El mandatario Francisco Domínguez Servién destacó que el gobierno estatal otorgará la garantía para que los empresarios accedan a los créditos.

viviana.estrella@eleconomista.mx