El Gobierno del estado lanzó para el segundo periodo de su administración la agenda Querétaro Sustentable, con la que pretenden replantear los esquemas del gasto público con el fin de hacerlos más eficaces y orientados a prioridades que disminuyan la brecha de desigualdad entre la población.

El gobernador José Calzada manifestó que la competitividad debe de ser el pilar para impulsar la agenda con la generación de riqueza a través de empleos de calidad, una economía basada en el conocimiento y un sector industrial consolidado.

Advirtió que la entidad está en el punto crucial de su desarrollo, lo que hace necesario tomar medidas bajo la visión de una nueva cultura de corresponsabilidad ante un crecimiento, entre el 2000 y el 2010, de casi 424,000 habitantes, siendo una de las entidades que presentan un mayor crecimiento poblacional.

En promedio, se agregaron 42,000 personas por año, 3,500 personas por mes, 116 por día, cinco por hora y una persona cada 12 minutos. El estado de Querétaro fue la entidad con mayor crecimiento entre el 2000 y el 2010, creciendo a más del doble del promedio nacional , dijo.

Las proyecciones de población advierten que el ritmo de crecimiento seguirá aumentando y es necesario establecer fundamentos teóricos para que en años próximos siga manteniéndose la calidad de vida.

La agenda considera un círculo virtuoso integrado por cuatro elementos: gobernabilidad, competitividad, equidad social y respeto al medio ambiente.

En su intervención, Germán Giordano Bonilla, secretario de Finanzas del estado, manifestó que los gobiernos enfrentan el fin de la bonanza financiera; asimismo, las crisis recurrentes en los entornos mundial y nacional obligan a replantear los esquemas de gasto público con el fin de hacerlos más eficaces, eficientes y orientados a prioridades.

Además -añadió-, los problemas sociales tienen una mayor complejidad y existe una sociedad más crítica que demanda al gobierno una solución más pronta a la transparencia en el ejercicio de recursos y el acceso a información confiable, lo que abre la oportunidad para desarrollar metodologías de planeación que apoyen para dar seguimiento y evaluar el cumplimiento de éstos.

Aseguró que, bajo condiciones de recursos públicos limitados y exigencias sociales, la planeación exige romper inercias y movilizar la energía social y gubernamental a intervenciones de mejor calidad.

[email protected]