Tijuana, BC. Durante el periodo vacacional de Semana Santa, Baja California recibió más de 1.2 millones de personas que se desplazaron por los siete destinos turísticos de la entidad, quienes dejaron una derrama económica en consumo que alcanzó los 1,415 millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo estatal (Secture), las cifras de esta edición se traducen en un incremento de 2.2 y 3.2% en cuanto a la llegada de turistas y el gasto que realizaron durante su estancia, respectivamente, en comparación con el mismo periodo del 2017.

La dependencia estatal además informó que la ciudad que más afluencia tuvo fue Tijuana, con más de 267,300 personas que contribuyeron con 22% del consumo estatal.

En cuanto a la demanda de hospedaje, la Secture indicó que la ocupación promedio en la entidad fue de 60.3% con 87,806 cuartos ocupados, niveles similares a los del mismo periodo del año anterior.

Tecate, considerado Pueblo Mágico, fue el destino con la ocupación más alta, teniendo en promedio 77.5% durante el periodo, con 1,303 cuartos más ocupados a diferencia del 2017; le sigue San Quintín, quien mantuvo 61.8% de demanda en sus cuartos, y en cuanto a la capital del estado, Mexicali, obtuvo el mayor incremento en cuartos noche, ya que aumentó 2,226 habitaciones.

En lo que al aforo carretero se refiere, la Secture reportó que más de 419,600 automóviles fueron los que se movilizaron por las principales carreteras de Baja California, lo que representa un aumento de 32% en comparación con el 2017.

Pactan proyectos

El crecimiento en el turismo en la entidad obligó a los empresarios de la industria a pactar más de 20 proyectos hoteleros en Baja California durante el 2017, debido a la demanda solicitada por la llegada de turistas, principalmente aquellos relacionados con las actividades de negocios y convenciones. 

De acuerdo con Secture, desde que comenzó la actual administración, en noviembre del 2013, y hasta diciembre del 2017 se registró un incremento de 13 puntos porcentuales en la ocupación hotelera estatal.

El titular de la dependencia, Óscar Escobedo Carignan, explicó que la entidad cerró el 2017 con una ocupación hotelera de 56.6%, contabilizando el alquiler de habitaciones los siete días de la semana; sin embargo, si se toma en cuenta este concepto únicamente en fines de semana, la cifra de ocupación ascendió a un promedio de 68 por ciento.

estados@eleconomista.mx