La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México reconoció como positivas las medidas que ha tomado la autoridad local para evitar la propagación del coronavirus, como la Declaratoria de Emergencia Sanitaria; aunque reiteró el llamado de que se necesitan tomar más acciones que protejan al empresariado.

“Los empresarios de la capital consideramos adecuadas las medidas tomadas por el Gobierno de la Ciudad de México para evitar a la propagación del virus; sin embargo, las medidas para enfrentar la crisis económica son insuficientes”, reiteró el organismo empresarial por medio de un comunicado emitido este miércoles.

“Se necesitan aplicar medidas de mayor calado en favor de las empresas, especialmente las micro, pequeñas y medianas, pues sólo de esta manera se podrá brindar protección al empleo de los trabajadores”, expresó.

Además, la Coparmex Ciudad de México también recordó lo sucedido por la crisis sanitaria del H1N1 del 2009, “hoy, dicha cifra equivaldría a 123,748 personas. En la actualidad, considerando la profundidad y el tiempo de la emergencia sanitaria prevista por el Covid-19, dicha cifra podría multiplicarse varias veces. De ahí la importancia de medidas concretas que permitan la sobrevivencia del tejido empresarial y con ello proteger el empleo”.

“Al igual que en el caso de la salud, no tomar medidas a tiempo puede significar la quiebra de muchas empresas y consecuentemente la pérdida de empleos”, indicó.

En ese sentido, el organismo empresarial solicitó que consideren las propuestas que enviaron a inicios de la contingencia; cabe señalar que se le enviaron cinco propuestas a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la capital, liderada por Fadlala Akabani Hneide.

La primera propuesta que realizó la Coparmex Ciudad de México fue que la Agencia Digital de Innovación Pública sea la que ofrezca una plataforma específica para brindar información sobre el Covid-19 en tiempo real a la ciudadanía.

También, que se instale un Comité de Emergencia de Alto Nivel, integrado por el sector público, Iniciativa Privada de la capital, universidades y sectores sociales, a fin de identificar las mejores acciones de política pública y enlace con la sociedad para enfrentar la pandemia; la tercera propuesta es la creación de un plan emergente de apoyo a empresas, que incluiría un paquete de ayuda e incentivos fiscales; por ejemplo, que el Impuesto sobre Nómina se deje de cobrar durante la emergencia sanitaria.

La cuarta propuesta es un plan de salud, que el Gobierno de la Ciudad de México asigne presupuesto especial para realizar los diagnósticos necesarios y la compra de equipo; mientras que la quinta es un plan de movilidad y seguridad emergente, que el transporte público permanezca abierto más horas y estén disponibles todas las unidades, así como intensificar las medidas de higiene en el transporte.

En cifras

De acuerdo con Sedeco, los establecimientos que tuvieron que cerrar en la Ciudad de México para evitar la propagación del coronavirus concentran a casi 50,000 trabajadores, que derivan en un sueldo mensual (derrama económica) de más de 43 millones de pesos.

Con datos de la dependencia, por la suspensión de actividades temporales en baños de vapor, cines, bares, centros nocturnos, discotecas y antros, así como salones de fiestas, resultaron afectados 24,000 empleados, cuyo salario mensual representa 36.5 millones de pesos.

Mientras que por el cierre de centros comerciales y departamentales, están involucrados 26,920 trabajadores que reciben una remuneración de 6.6 millones de pesos mensuales.

Cabe recordar que la semana pasada el Gobierno de la Ciudad de México dio el primer anuncio de cierres temporales de establecimientos mercantiles y centros de servicios; desde el 23 de marzo dejaron de operar museos, baños de vapor, gimnasios, misas en iglesias y reuniones en centros de culto, cines, teatros, deportivos, zoológicos, Pilares, Cendis, bares, centros nocturnos, discotecas y antros, así como salones de fiestas.

Y este martes se publicó en la Gaceta Oficial la Declaratoria de Emergencia Sanitaria, donde se presentó un segundo paquete de cierre de establecimientos, como centros comerciales y departamentales; además, se anunció que los restaurantes sólo efectuarán servicio a domicilio o comida para llevar.

[email protected]