Consolidar a los contratistas locales como constructores de la obra pública en el estado, así como aumentar el número de afiliados son los objetivos de Abraham González Martell, en el inicio de un año más al frente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Querétaro.

Dentro de la Asamblea de la CMIC en el estado, González Martell rindió protesta para dirigir por segundo año consecutivo los destinos de los constructores queretanos, quienes vienen recuperándose de una crisis en el sector tras dos años de bajas en las utilidades de la construcción.

Sin crecimiento

De acuerdo con la previsión del dirigente de la CMIC, se espera un año diferente al anterior por los tiempos electorales que se vienen y, según su proyección, no habrá crecimiento en el sector por lo que anticipa el mismo nivel de 4% que hubo en el 2011.

Los descensos en los recursos que se destinarán a las obras públicas van a provocar que se resienta este año en la construcción.

Aun así observan como alternativa la obra privada, donde se esperan varias inversiones como hoteles, corporativos y tiendas que arriben al estado, de donde se podría salvar el año ante la baja que se espera.

En cuanto a la mano de obra se espera que suba 4% en su costo, pero donde aún no saben cómo impactará la situación mundial es en los precios de las materias primas, ya que son poco predecibles como el del acero y el concreto.

Mayor participación

Abraham González compartió que realizaron 90% de la obra pública en el estado durante el 2011 y tuvieron mayor participación en la obra federal, luego de que era una demanda hacia la Federación.

Este año que inicia será difícil, la economía de Estados Unidos nos pegará, será un factor importante, pero tenemos un elemento en Querétaro: la situación en la entidad siempre ha sido distinta a la del resto del país, con niveles de crecimiento de 6.9%, aseguró

el dirigente de la CMIC en Querétaro.

Municipios como Amealco, San Juan del Río, El Marqués y Corregidora aportaron 1,400 millones de pesos en obras al sector de la construcción local, beneficiando a 92% de los constructores queretanos en la obra pública, agregó Abraham González.

[email protected]