Puebla, Pue. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) local solicitó al gobierno federal que considere a las 15 firmas que participaban en las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) antes de cancelar el proyecto, para que sean incluidas como subcontratadas en los trabajos de remodelación de la terminal de la base aérea militar de Santa Lucía.

El presidente de la CMIC en Puebla, José Antonio Hernández González, dijo que si son llamadas ayudará a que tengan actividad, ya que las empresas se encuentran en “sequía” porque están parados los proyectos a nivel estatal con el gobierno interino de cinco meses.

Recordó que al ser cancelado el NAIM se vieron frenados 2,000 empleos que se generaron por las constructoras poblanas durante las obras en Texcoco, sin que se les haya dado una alternativa.

“Desde que se dio por sepultado ese magno proyecto no hemos tenido noticias de cómo se trabajará ahora en el caso del aeropuerto de Santa Lucía —la Secretaría de la Defensa Nacional construirá la terminal aérea—, lo cual a nosotros nos preocupa porque los socios que estaban participando en las obras anteriores requieren estar activos”, apuntó.

Si bien no están en crisis porque están buscando oportunidades en el sector privado tanto en la entidad como en otros estados, aclaró el dirigente local, no es lo mismo porque los montos son inferiores a los de un proyecto público.

Refirió que las empresas colaboraron, por ejemplo, con servicios especializados para las obras de pistas, terracerías y el edificio principal, debido a que cuentan con certificaciones.

Hernández González puntualizó que no tienen información de qué pasará con las firmas que participaron en el NAIM, ya que ven hermetismo por parte de las autoridades federales sobre una obra que, consideró, era de carácter nacional.

Stand By

El presidente local de la CMIC recordó que otras 10 empresas poblanas se quedaron en stand by, las cuales tenían “casi un pie” en las obras de Texcoco, pero que ahora también buscan participar en Santa Lucía.

“Las empresas tractoras estaban impulsando a las pequeñas y medianas constructoras para trabajar en estas obras emblemáticas”, aseveró.

Pese a todo, confía en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador sea incluyente con constructores que demostraron su capacidad y no haya suspicacias en cuanto a la elección de empresas afines.

“Están listos los constructores poblanos al igual que los de otras delegaciones de la CMIC que participaron en las obras del NAIM”, detalló.

[email protected]