León, Gto. En los tres últimos años, la curtidora leonesa Kodiak diversificó y amplió su mercado de manera importante, principalmente en el sector automotriz, con lo cual aumentó en más del doble su producción.

La competencia en el zapato es muy fuerte, por lo que tuvimos que diversificar nuestros productos hacia el sector automotriz. En este momento, fabricamos aproximadamente 5,000 hojas de piel al día, de las cuales 60% se va a esa industria , detalló el director general de la empresa, Juan Carlos Cashat Padilla.

INNOVACIÓN, LA CLAVE

Una de las apuestas de la firma es la implementación de la nanotecnología. Por ello, puso en el mercado, entre otras cosas, la piel con retardante de fuego, lo cual -dijo el ejecutivo- ha funcionado bien entre los clientes.

Anticipó que en materia de innovación la compañía tiene otros proyectos en proceso de solicitud de apoyo ante el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología referente al uso de la energía solar y ahorro de agua en la empresa.

El ejecutivo recordó que tienen tres años surtiendo al mercado automotriz, para lo cual firmaron un convenio de fidelidad con Okuyo, empresa japonesa que ocupa el quinto lugar en la producción de asientos automotrices.

Las exigencias de la industria son mayores -comentó-, pero el volumen de pedidos es grande, lo que ha significado aumentar la producción de 2,000 a 5,000 hojas de piel diarias.

Del resto de la producción de piel, 7% está dirigida al sector mueblero en Estados Unidos.

Kodiak tiene 180 empleados, 100% más que hace tres años.

cutberto.jimenez@eleconomista.mx