Guadalajara, Jal. Pese a la expectativa que había generado, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció a través de sus redes sociales que “esta semana no habrá ningún cierre de actividades, ni se oprimirá el botón de emergencia”.

Previamente, el mandatario estatal había advertido que activaría el botón de emergencia y obligaría a un “paro en seco” de toda la actividad económica en la entidad, en caso de alcanzar los límites establecidos: 50% de ocupación hospitalaria y/o 400 contagios de Covid-19 por cada millón de habitantes.

No obstante, Alfaro Ramírez decidió que “este botón se va a replantear en los próximos días para que no afecte la actividad económica del estado y se concentre en parar actividades que se ha demostrado que tienen más riesgo de producir contagios, sobre todo la vida social y de recreación”.

Tras indicar que solamente el 30% de los contagios se están dando en los centros de trabajo y la mayoría en reuniones familiares o con amigos y en la vida nocturna, el gobernador indicó que “el botón de emergencia cuidará que cuando se oprima, no se cancele la posibilidad de que la gente trabaje, sino que reduzca la posibilidad de salir por recreación”.

Los cortes semanales con los dos criterios del semáforo estatal se publican los domingos y en ambos todavía se está por debajo de los indicadores. Hasta este jueves, Jalisco tiene una ocupación hospitalaria de 30.3% y una tasa de incidencia que, aunque va en aumento, no ha llegado al límite. El corte de la semana pasada era de 336 casos por millón de habitantes y hasta hoy va en 198.8.

Al respecto, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Carlos Villaseñor Franco, pidió demostrar que “en Jalisco el equilibrio entre salud y economía sí es posible”.