Por su conectividad aérea, destinos de playa, íconos culturales, impulso del turismo de reuniones y ser uno de los motores económicos del país (cuarta economía más grande de México con 7.1% del PIB nacional), Jalisco es la capital turística de la región Centro Occidente.

En entrevista con El Economista, Germán Ernesto Ralis Cumplido, secretario de Turismo en Jalisco, dijo que el sector turístico de la entidad ofrece grandes marcas al Pacto Centro Occidente por el Turismo, alianza regional que logró materializarse en agosto pasado con la firma de convenio, como es Guadalajara en el rubro de reuniones.

“Hemos incrementado nuestra participación en la industria de reuniones, con eventos importantes internacionales, Expo Guadalajara es el epicentro de la actividad en ese segmento. Jalisco se ha convertido en la capital interregional”, ahondó.

Según datos de Guillermo Cervantes Fernández, presidente de Expo Guadalajara, en el 2019 el recinto ferial albergó 597 eventos con casi dos millones de visitantes y una derrama económica de 21,700 millones de pesos; se prevé que, tras la cancelación de eventos a nivel global por el Covid-19, en el 2021 tenga 70% de los eventos, visitantes y derrama económica que tuvo el año pasado, y hasta el 2023 rebasaría las cifras prepandemia.

“Jalisco por sí solo manifiesta una potencia en la industria turística, una gran conectividad, dos aeropuertos internacionales (Guadalajara y Puerto Vallarta) en proceso de modernización, para convertirse en el hub aéreo más importante no sólo del Occidente sino de México, ante la situación que se está viviendo a nivel nacional por la pandemia”, expuso Ralis Cumplido.

De acuerdo con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en los primeros nueve meses del año, el aeropuerto de Guadalajara fue tercer lugar nacional de movilización de pasajeros, con 5.6 millones de visitantes (-48.9% anual), detrás de Cancún (8.5 millones y -56.0%) y Ciudad de México (15.7 millones y -57.9%); la terminal de Puerto Vallarta se ubicó en séptima posición con 1.8 millones de personas trasladadas (-50.3% anual).

Sol y arena

El secretario de Turismo en Jalisco añadió que el estado ofrece a la región Centro Occidente destinos de sol y arena: Puerto Vallarta y Costalegre.

“La estrategia regional (Pacto Centro Occidente) es para entender qué estamos viviendo en el sector turístico, no sólo en el proceso de esta crisis, sino en lo que vendrá en el futuro, tenemos que reconstruir nuestra industria turística; será a través del fomento del turismo regional y rural, fortaleciendo las rutas que se pueden ir construyendo a partir de ese turismo de proximidad, carretero, que permite a la gente subir a su carro con su familia y poder descubrir destinos que a lo mejor lo sabían que existían”, aseveró.

“El turismo regional es un mercado potencial de 22 millones de personas y para Jalisco significa más porque somos los destinos de playa de la región, Puerto Vallarta y Costalegre resultan ser lugares de aspiración en el imaginario de cualquier turista de la región”, puntualizó.

Durante el 2019, según registros de la Secretaría de Turismo federal, Puerto Vallarta fue el cuarto destino del país con mayor ocupación hotelera, de 72.4%; el podio fue para Nuevo Vallarta en Nayarit (77.7%), Riviera Maya (77.1%) y Cancún (72.7%) en Quintana Roo.

“Adicionalmente Jalisco cuenta con los íconos de México como el mariachi, el tequila y la charrería, eso que nos identifica y están situados en un espacio permanente”, manifestó el funcionario.

estados@eleconomista.mx