Guadalajara, Jal. Con 26 automóviles eléctricos comercializados entre enero y abril del presente año, Jalisco se ubicó como el segundo estado del país con mayor venta de esos vehículos, solo después de la Ciudad de México con 48, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).  

Según la estadística de AMIA, en el mismo período, se vendieron en el estado 580 automóviles entre eléctricos e híbridos y, según las proyecciones del gobierno estatal, los vehículos con motor de combustión interna tienen una vida máxima de 20 años por lo que Jalisco ya trabaja en el desarrollo de una cadena de suministros enfocada a la movilidad eléctrica.  

“La industria automotriz está sufriendo una profunda transformación y creemos que será más rápida de lo que otros sectores (…) y la transformación será en dos pasos, primero, de motor de combustión interna a motor eléctrico y luego, de automóviles manejados por una persona a automóviles autónomos", señaló el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Ernesto Sánchez Proal. 

En el marco del Foro Auto Eléctrico Jalisco: Oportunidades y Tendencias en e-Movilidad que organizó la Universidad Autónoma de Guadalajara, el funcionario estatal afirmó que se cuenta con una ventaja competitiva, que es la cantidad de empresas de base tecnológica que son clave para el desarrollo de la proveeduría de autos y autopartes eléctricas.  

“El estado de Jalisco está posicionado de excelente manera para encargarse de la producción de la mayor parte de la cadena productiva. Tanto la capacidad de manufactura como el talento que tenemos de alta tecnología, está ya preparado para producir los componentes de los automóviles eléctricos”, subrayó Sánchez Proal. 

“Es un dato que mucha gente no conoce, pero 20% de los componentes de un automóvil Tesla se producen en Jalisco”, indicó.  

Añadió que un automóvil eléctrico tiene solamente 10% de partes móviles que uno de combustión interna por lo que, una vez que éstos dejen de producirse, dejará de comprarse 90% de las autopartes que ahora se consumen.  

“Los analistas del sector, cada vez que sacan un reporte, y lo hacen cada año, adelantan su proyección del momento en que habrá más producción de automóviles eléctricos que de automóviles de combustión interna (…) En estos momentos ya se habla de que a principios de la década del 2030; en 10 años, la mitad de automóviles que van a estar rodando serán eléctricos, quizá dos terceras partes”, dijo el titular de Sedeco.     

Reconversión 

Ernesto Sánchez Proal indicó que los proveedores de la industria automotriz que actualmente se encuentran establecidos en Jalisco, y que producen componentes para vehículos de combustión interna, podrán reconvertirse a fabricar piezas para automóviles eléctricos.  

“En tema de la cadena productiva, aquí no hacemos, por ejemplo, escapes, aquí no hacemos motores, y la mayoría son piezas que usan también los automóviles eléctricos, por ejemplo, los amortiguadores. Ese tipo de componentes se seguirán usando pero la gran oportunidad son las piezas para automóviles eléctricos que se comienzan a fabricar”, puntualizó. 

Por otro lado, el funcionario destacó que además del desarrollo de la cadena de suministros, otro proyecto estratégico para el estado es la atracción de una planta armadora de automóviles eléctricos para lo cual, dentro de tres semanas viajará a China en busca de la empresa asiática que pudiera establecerse en la entidad.  

“Ya tenemos cita con cuatro ensambladoras chinas. Estamos orientados a Asia porque creemos que será mucho más fácil traer una empresa asiática, una china inicialmente, porque quieren ellos entras al mercado norteamericano y hay cierta tensión con Estados Unidos que está haciendo a México un lugar muy amistoso para estas empresas”. 

Detalló que como parte del proyecto de movilidad eléctrica que tiene el gobierno estatal, la dirección de Emprendimiento de Sedeco publicó una convocatoria para las empresas que establezcan procesos productivos enfocados al sector; en tanto, la dirección de Atracción de Inversiones se enfoca en atraer empresas grandes de proveeduría Tier 1 y OEM (fabricante de equipos originales por sus siglas en inglés), para que se establezcan en Jalisco.   

[email protected]