Guadalajara, Jal. Debido al “talento” que ofrece Jalisco y a que es considerado “un gran laboratorio” mercadológico, Brad Simmons decidió dejar el Silicon Valley de San José California en Estados Unidos y establecer en este estado Clear, una startup enfocada en los servicios mecánicos automotrices.

"Vemos Jalisco como un laboratorio increíble para Clear. Hay dos factores por los que estamos aquí: el primero, talento. Hay muchas empresas de software, hay tecnología, hay un universo de talento y un sistema de universidades excelente. El segundo factor son los clientes exigentes de Guadalajara específicamente”, dijo a El Economista el fundador y CEO de Clear, Brad Simmons.

“Con esa mentalidad de los clientes exigentes tenemos la seguridad de que, si tenemos éxito en Guadalajara, también vamos a tener éxito a nivel nacional, pero también en la mayoría de América Latina y en Estados Unidos”, indicó el fundador de la empresa que proyecta convertirse en el taller más grande del mundo sin infraestructura propia.

A decir de Simmons, con un modelo de negocio sencillo, confiable y accesible, que ofrece diagnóstico, mantenimiento y reparaciones de todo tipo, en el 2019 los ingresos de la compañía incrementaron 100%, mismo objetivo de crecimiento que planean durante el año en curso.

“Tenemos una red ahora de 23 técnicos; hace dos años cuando empezamos Clear teníamos dos técnicos. Estamos reclutando técnicos y la mejor manera de reclutar es pagando mejor y pagamos generalmente 30% más que un taller tradicional”, señaló.

Innovación

Aunque existen otras plataformas tecnológicas que también ofrecen servicios mecánicos, el empresario refiere que, a diferencia de ellas, la desarrollada en Jalisco ofrece, además de atención en un tiempo máximo de 10 minutos, transparencia en la reparación y adquisición de refacciones, para lo cual todos los servicios son transmitidos en tiempo real a través de la plataforma.

Otro servicio que ofrece la app es una pequeña caja con un candado de combinación y un imán, en la que el cliente puede depositar su llave y colocarla debajo del vehículo. Así, no tendrá que esperar al mecánico quien, al llegar, comenzará la transmisión en vivo para que el cliente pueda seguirla en video.

estados@eleconomista.mx