Guadalajara, Jal. Debido a que Jalisco se encuentra “en la etapa de riesgo máximo” desde que inició la pandemia de Covid-19, el gobierno estatal anunció nuevas medidas de restricción para evitar la cadena de contagios.

El gobernador Enrique Alfaro Ramírez anunció que, por decisión de la Mesa de Salud -conformada por un grupo de expertos para hacer frente a la pandemia-, del 16 al 31 de enero, se suspenderán algunas actividades; sin embargo aclaró, la industria, el comercio y los servicios, no volverán a parar.

A partir de este sábado, suspenderán operaciones todas las oficinas corporativas y servicios profesionales; las oficinas de gobierno con excepción de ventanillas para atender al público; bares, antros y salones de eventos sociales.

También permanecerán cerrados los parques públicos, el Zoológico Guadalajara, gimnasios y clubes deportivos, las actividades culturales y de entretenimiento, además de cines, teatros, museos, actividades lúdicas y casinos.

Por su parte, las tiendas de autoservicio y departamentales podrán operar pero solo permitirán el acceso de una persona sin acompañantes, y no podrán ingresar niños ni adultos mayores.

Las plazas comerciales abrirán, pero sin áreas comunes y el estacionamiento estará restringido a 25% de su capacidad; mientras, los restaurantes podrán abrir hasta las 10 de la noche y con un aforo máximo de 50% de su capacidad.

“A partir de esto, podemos decir que las actividades permitidas serán en el sector salud, servicios públicos básicos, seguridad pública y privada, energía, combustibles, banca, seguros y notarías, toda la industria, la construcción; van a poder operar los hoteles pero sin áreas comunes; van a poder abrir los mercados públicos y el comercio barrial”, detalló Alfaro Ramírez.

Tras aclarar que la capacidad hospitalaria en Jalisco no está rebasada, el mandatario estatal indicó, con datos hasta el pasado jueves 14 de enero, que la ocupación de camas se encuentra al 58.1 por ciento.