Nivel bajo de endeudamiento, una posición fuerte de liquidez y un desempeño presupuestario acorde a su calificación actual, fueron los factores para que Fitch Ratings ratificara la calificación a la calidad crediticia del municipio de Irapuato, Guanajuato, en “AA(mex)”. La perspectiva se mantuvo Estable.

Por el contrario, Irapuato presenta limitantes por su dependencia de ingresos federales, sostenibilidad de la deuda expuesta a incrementos en la tasa de interés y contingencias bajas en el corto plazo relacionadas con la seguridad social, señala un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Entre los factores clave de calificación revisados por Fitch, de acuerdo con su metodología, se considera que Irapuato presenta un factor de desempeño presupuestal clasificado como fuerte con tendencia estable.

En el 2017, el ahorro interno fue de 295.8 millones de pesos, equivalente a 23.3% de los ingresos disponibles. Durante el periodo de análisis (2013-2017), el municipio ha mantenido consistentemente niveles superiores a 15% que le han permitido servir a la deuda y aumentar la inversión pública.

Para el 2018, la agencia estima que igualmente el ahorro interno podría ser elevado.

Liquidez

En un segundo factor, referente a la deuda y liquidez, Fitch evalúa que Irapuato está con un estatus fuerte con tendencia estable; asimismo, presenta un nivel de endeudamiento directo bajo y sostenible.

Al 31 de diciembre del 2017, el saldo de deuda bancaria ascendía a 364.5 millones de pesos, equivalente a 0.29 veces sus ingresos disponibles.

La deuda se conforma de dos créditos contratados con BBVA Bancomer. Ambos se contrataron a 180 meses sin periodo de gracia, perfil de pagos constante y se afectaron participaciones federales como garantía de pago. Los créditos se contrataron a tasa de interés variable y no se obligan a adquirir una cobertura de tasa de interés y no disponen de alguna. Situación que no mitigó el impacto en el pago del servicio de la deuda (capital e intereses) por los incrementos que sufrió la tasa de referencia (TIIE) durante el año pasado.

Para el 2018 no tiene planes de contratar deuda adicional, por lo que la calificadora estima que el nivel de endeudamiento se reduzca a 0.25 veces al cierre del ejercicio fiscal.

En liquidez, Irapuato continúa sin presentar un riesgo de refinanciamiento de su pasivo circulante. En el 2017, la posición de liquidez del municipio se fortaleció , ya que el pasivo circulante que sumó 108.7 millones disminuyó de manera importante. La rotación del pasivo se redujo a la mitad de la reportada en el 2016, es decir, pasó de 52 días a 24 días. Aunado a lo anterior, los recursos en caja al cierre del ejercicio representaron 21.6% los ingresos totales recaudados en el año.

En el factor de economía, Fitch considera a Irapuato como un municipio que presenta un estatus fuerte con tendencia estable. Se ubica en Guanajuato, entidad que ha desarrollado su industria automotriz, situación que ha beneficiado al municipio por su localización geográfica y gama de servicios que ofrece.

[email protected]