Makino en Querétaro invierte alrededor de 250,000 dólares anuales en clases y seminarios para la formación de personal del mercado automotriz y aeronáutico ante la venta de maquinaria de tecnología de punta.

Eduardo Medrano, gerente de ventas a nivel nacional de Makino, precisó que en Querétaro se realiza la operación y venta de equipo de la firma, mientras que en Japón se realiza la fabricación de las máquinas. Esto, al ser una operación directa de fábrica permite hacer transferencia de tecnología de punta.

Con toda esta inversión que va llegando a México, muchas empresas cuestionan si traen equipos de alta tecnología particularmente por la capacidad que pueden tener los operadores, ingenieros o técnicos de trabajar con cierto nivel de tecnología , dijo.

Agregó que su trabajo es generar centros de capacitación, seminarios y áreas en las que puedan estar aprendiendo para manejar dicho equipo.

Aunado a ello, las compañías ponen a parte de su personal a realizar un entrenamiento. En el 2011 se formaron entre 120 y 150 personas; este año ha sido en función de las máquinas vendidas, por lo que sólo se ha capacitado a alrededor de 40 personas, comentó.

El origen de Makino es de máquinas que se construían y se construyen aún para hacer cavidades de moldes, por lo que la precisión con la cuentan tiene otras aplicaciones, se abre todo un campo de oportunidades en el que la exactitud de los artefactos y la condición de alta productividad se puede proyectar en el área de producción automotriz y en algunas de producción aeroespacial, explicó.

Novedades tecnológicas

La compañía lleva dos décadas con novedades tecnológicas en el área aeroespacial, particularmente en el desarrollo de máquinas para partes estructurales en aluminio, que son piezas que van de tamaños pequeños a partes completas de un fuselaje de la maquinaria que tiene hasta 20 metros de largo para hacer prácticamente la estructura de un ala completa, mencionó.

Esta tecnología se revoluciona porque antes se hacían las partes en costillas y luego se remachaban, ahora ya no; ahora se hacen de piezas monolíticas y se van desbastando hasta que llegan a su condición final de una pieza estructural, de una sola pieza , manifestó.

[email protected]