A través del Programa Nacional de Franquicias 2012, en Querétaro se beneficiará a 22 pequeñas y medianas empresas (pymes), dado que se invertirán alrededor de 20 millones de pesos para su maduración como marca franquiciante.

De acuerdo con César Aranday Martínez, director general de la consultoría Aranday & Asociados, será a través de la Secretaría de Economía (SE) como estas empresas entrarán en la estructura de franquicias en un proceso que durará ocho meses.

En este periodo se tiene un plan estratégico de expansión, se documenta un modelo de negocio, manuales de operación, se revisan procesos administrativos y operativos, se desarrollan instrumentos jurídicos y herramientas comerciales, además de una protección de marcas , explicó.

Así, todas aquellas empresas y negocios que se alineen a los requerimientos de la SE quedan inscritos en el programa nacional de franquicias para tener acceso a los beneficios y subsidios de programas.

Aranday Martínez dijo que en el caso de Querétaro, el costo por proyecto es de 138,620 pesos, pero se contará con el subsidio de la SE, equivalente a 50%, de tal forma que las empresas queretanas aportarán 69,310 pesos.

Enfatizó que el valor comercial de una franquicia es mucho más alto; de acuerdo con estimaciones de la SE, franquiciar una marca tiene un costo de alrededor de 300,000 pesos, mientras que cada empresa en Querétaro sólo pagará 69,310 por este proceso.

Esto se logró subiendo a 22 empresas al mismo tiempo, lo que generó economías de escala, sinergias y una combinación de una asesoría grupal que ayuda a dejar los proyectos en otro valor económico , destacó.

César Aranday manifestó que actualmente existen 20 marcas queretanas que franquician, aunque sólo cinco de ellas lo hacen a nivel nacional, como El Rey del Dulce, Tacos el Pata, Soccer City y 4UGym.

Con estas 22 nuevas marcas, entre las que se encuentran Fioretto, Fulanitos, La Churrería, Tirer Plus, El Caserío, se llegaría a 42 marcas en el estado que estarían franquiciando, enfatizó.

Hay varias marcas que ya lo están haciendo y lo están haciendo bien, aunque todavía en el mercado nacional a las franquicias queretanas les falta mucho por detonar , comentó.

sirse.rosas@eleconomista.mx