Cancún, QR. La secretaria de Turismo de Quintana Roo, Marisol Vanegas Pérez, informó que durante su participación en el XV Foro Nacional de Turismo, ocho grupos de inversionistas le confirmaron el arranque del mismo número de proyectos hoteleros durante el segundo semestre del 2017 en Cancún, Riviera Maya, Isla Mujeres, Holbox, Bacalar y Mahahual.

En conjunto, los ocho proyectos suman más de 12,000 habitaciones hoteleras, pues al menos dos de ellos serán desarrollos de 6,000 habitaciones cada uno, de los cuales, el más avanzado para el arranque de obra se ubica en el kilómetro 18 de la zona hotelera de Cancún.

Este último tendrá, en su primera etapa, un total de 2,400 habitaciones, pero está proyectado para que sume 6,000 en el mediano plazo. Otro desarrollo de estas mismas dimensiones se construirá en la Riviera Maya y un hotel más de 1,000 habitaciones se edificará también a partir de este año en la zona continental de Isla Mujeres.

Todos son inversionistas que poseen ya la tierra y son capitales con participación tanto nacional como extranjera, pues, en el mundo ya todo está globalizado y es muy difícil seguirle la pista al origen de una inversión , explicó Vanegas Pérez.

Con respecto a los proyectos en la zona sur y la isla de Holbox, comentó que se trata de hoteles mucho más pequeños y exclusivos, enfocados al mercado de más alto poder adquisitivo.

Detalló que las inversiones futuras que continuarán llegando a Quintana Roo, tienen prácticamente asegurada una alta rentabilidad, porque el producto turístico que es Cancún y Riviera Maya viven momentos de gran auge y consolidación.

En todo Quintana Roo, agregó, operan cerca de 100,000 habitaciones con los niveles más altos de ocupación de nivel nacional, lo cual significa que existe una alta demanda, que le da valor a las inversiones ya hechas y las que están por venir.

Financiamiento

En entrevista aparte, Alejandro Arvizu, director de AGD Consultoría Global, comentó que los anuncios de proyectos que se conocieron durante el Foro Nacional de Turismo, son muestra de que la banca en México está financiando proyectos hoteleros e inmobiliarios, pese a que la competencia con la banca estadounidense es muy fuerte, e incluso a pesar de la depreciación del peso frente al dólar.

[email protected]