Querétaro, Qro.  Frente a la crisis económica que ha dejado la pandemia por Covid-19, las inversiones en la industria del plástico del estado muestran detenimiento.

Para la industria local de este sector no se avizoran próximos proyectos de inversión, debido a que la prioridad ha sido mantener la base laboral, expuso el presidente del Clúster de Plásticos de Querétaro, Venancio Pérez Gómez.

Por tanto, agregó, tampoco se cuenta con planes de ampliación, debido a que actualmente esta industria trabaja con menores niveles de producción, manteniéndose por debajo de su capacidad productiva.

“Prácticamente están detenidas (las inversiones), no hay inversiones nuevas, más bien es tratar de mantener la planta productiva. No hay ampliaciones, hay capacidad disponible de producción”, refirió.

Las empresas del sector operan en promedio a 65% de sus capacidades de fabricación, tras la contracción productiva que generó la emergencia sanitaria por Covid-19.

“Posiblemente sí pueda tardar tiempo (la recuperación), porque a pesar de que ya arrancó la actividad y todo, aún estamos a una capacidad reducida, porque no hay pedidos o demanda suficiente”, comentó.

Pese a los bajos niveles de actividad en la industria del plástico -agregó- no se han reportado empresas que estén en riesgo de caer en quiebra a causa de la crisis económica.

“Afortunadamente al borde de la quiebra no, porque de los tres turnos que tenían ahora hacen dos turnos híbridos, los van rotando para disminuirlos, de esa manera han logrado mantener las plantillas”, detalló.

Los principales contratiempos que enfrentan son seguir reajustando el nivel de producción respecto a la demanda del mercado, así como reducir plantillas laborales acorde con los requerimientos de fabricación.

De enero a junio, la entidad acumuló una Inversión Extranjera Directa (IED) de apenas 0.4 millones de dólares en la industria del plástico y del hule, tras reportar 8.1 millones de dólares en el primer trimestre, y en el segundo trimestre un retiro de 7.7 millones de dólares, exponen los registros de la Secretaría de Economía (SE).

Mientras que en el primer semestre del 2019 reportó un retiro acumulado de 6.8 millones de dólares, sin embargo, mostró una recuperación en el cuarto trimestre del año anterior, generando un  total de 114.1 millones de dólares de IED a lo largo del año anterior.

De 1999 al primer semestre del 2020, la IED en la industria del plástico y del hule sumó 1,723 millones de dólares, con una participación de 9.6% respecto al total de IED que ha recibido el estado y que asciende a 17,975 millones de dólares.

La inversión extranjera acumulada en el sector de plástico y hule, 55.8% ha sido IED para fabricación de plásticos y 44.2% para la fabricación de productos de hule.

En la entidad radican alrededor de 200 empresas de la industria de plásticos, que hasta antes de la pandemia empleaban a 40,000 trabajadores, debido a que se perdieron 3,000 empleos, 7.5% de la base laboral del sector.   

Durante el periodo enero-julio, el valor de producción de la industria de plástico y hule acumula una caída de 13.1% frente al igual lapso del 2019, expone la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM).

Durante los primeros seis meses del año, esta industria tuvo las caídas más pronunciadas en abril y mayo, a partir de junio recuperó el valor promedio de producción mensual, mismo que incrementó ligeramente en julio, semejando el valor reportado en enero, detallan las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).  

estados@eleconomista.mx