Frente a la coyuntura que ha generado la relación comercial entre México y Estados Unidos, las declaraciones del presidente electo, Donald Trump, y la depreciación del peso frente al dólar, se anticipa una contracción en el arribo de inversionistas estadounidenses, aunque aún se está a la expectativa de la política comercial que emprenda la nación vecina.

El efecto manada también conocido como efecto arrastre es uno de los fenómenos que podría suscitarse, tras las decisiones que han tomado empresas como Ford Motors Company, que desistió de establecer una planta en San Luis Potosí, consideró el economista de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Humberto Banda Ortiz.

Ya vimos que Ford se retractó de las inversiones que iban a tener. Si estas grandes empresas temen, hay que imaginarnos a las otras empresas (...) Vamos a ver a raíz de esto, y de que la inversión extranjera directa disminuya, que va a haber una presión sobre el tipo de cambio y la inflación; eso va a generar un mayor deterioro en las finanzas de la población , planteó el economista.

Luego de que el dólar rebasó nuevamente los 22 pesos por billete verde, advirtió que este fenómeno podría continuar teniendo como antesala la toma de protesta de Trump, el próximo 20 de enero.

Industriales están optimistas

Ante este panorama, industriales locales se mantienen a la expectativa de que se estabilicen los mercados financieros y se refuerce el peso mexicano, visualizó el presidente del Club de Industriales de Querétaro, Alfonso García Alcocer.

Los agremiados de este organismo empresarial trazaron presupuestos con base en un tipo de cambio menor a 22 pesos.

Yo creo que la parte del dólar está con mucho nerviosismo, no creo que sea una paridad que se vaya a mantener, creo que irá a la baja. Nuestros presupuestos no están por arriba de 22 pesos, entonces definitivamente no vemos que exista algo para que el dólar se siga incrementando , declaró.

En referencia a los pronunciamientos del presidente electo de Estados Unidos, el líder empresarial instó a que los locales se centren en mantener sus niveles de producción y analicen entrar en nuevos mercados.

Con respecto a las declaraciones de Donald Trump, él puede tener su forma de pensar, pero hay cosas que no son posibles, el costo de la mano de obra en muchos sectores no es posible mantenerlo de aquel lado (...) El señor tiene que echar a andar un país, no en contra de México, él tiene que ocuparse de Estados Unidos; eso es lo que él tiene que hacer, no preocuparse tanto de los mexicanos , pronunció.

A días de tomar la Presidencia de EU, el republicano declaró que será el mayor productor de empleo que Dios creó en Estados Unidos aunado a que agradeció que firmas automotrices mudaran sus inversiones de México a Estados Unidos.

[email protected]