En el mediano plazo, la apuesta de las entidades federativas por los insumos importados para el proceso industrial se ha incrementado.

En los primeros dos meses del 2018, los insumos consumidos por la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX) del país fueron por 853,253 millones de pesos, monto del cual 72.8% fue importado y 27.2%, de origen nacional.

Al comparar con las cifras del primer bimestre del 2012, el coeficiente de participación de los insumos importados fue de 68.7%; a partir del 2014 este contenido rebaso el umbral de 70.0%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), dijo que existe una ruptura en las cadenas productivas en México, provocando nula competitividad y productividad; “la alta competencia de los países asiáticos en consumo intermedio, con menores costos, afecta directamente a los insumos nacionales”.

Es decir, agregó, la manufactura mundial es de alta innovación tecnológica, mientras el territorio mexicano se ha rezagado en la materia debido a la falta de apoyos financieros y esquemas fiscales que incentiven a proveedores locales.

Así, en los primeros dos meses del año en curso, la aportación más elevada de los insumos importados en el consumo total de IMMEX se registró en Chihuahua (96.2%), Baja California (96.2%) y Tamaulipas (87.4 por ciento).

Por monto, los mayores consumidores de dicho contenido fueron Chihuahua (20.5% de 620,821 millones de pesos), Baja California (13.1%), Coahuila (12.9%), Tamaulipas (9.7%) y Nuevo León (8.8 por ciento).

La apuesta por el mercado exterior de los estados de la frontera norte se relaciona con sus ventajas competitivas, como perfil manufacturero y cercanía con Estados Unidos, el principal socio comercial de México.

En Chihuahua, el crecimiento de empresas grandes y medianas, de productos metálicos y maquinaria y equipo, por ejemplo, más la reducción de costos en el valor agregado de exportación por su ubicación respecto a la Unión Americana, fueron los principales factores de la elevada aportación de los insumos importados en su producción fabril, expuso Raymundo Tenorio Aguilar, especialista del Tecnológico de Monterrey.

Las entidades que más incrementaron la participación de insumos importados en el consumo de su IMMEX, comparando el periodo enero-febrero del 2012 y del 2018, fueron Estado de México (de 35.5 a 65.4%), Coahuila (de 60.0 a 74.7%), Durango (de 63.9 a 77.5%) y Querétaro (de 54.9 a 66.1 por ciento).

La producción industrial generada en Estado de México, con un desempeño positivo en el sector automotriz, es altamente dependiente de los insumos extranjeros, lo que refleja la falta de encadenamiento de las cadenas productivas en la entidad y en el país, señaló Tenorio Aguilar.

Proceso

En el otro extremo, el peso de insumos importados disminuyó, en el lapso de análisis, en Sonora (de 82.4 a 51.4%), Aguascalientes (de 70.7 a 61.3%) y Ciudad de México (de 26.6 a 20.8%), particularmente.

El especialista del Tecnológico de Monterrey explicó que en Sonora su industria ligera, vinculada directamente con los sectores automotriz y electrónico, ha localizado firmas locales que han iniciado el proceso de sustitución de importaciones, como son los casos de Nogales, Ciudad Obregón y Agua Prieta.

El director del Idic enfatizó que esta entidad recientemente busca diversificar su producción industrial, encadenando a empresas locales en la proveeduría.

En Aguascalientes, según Raymundo Tenorio, se presenta una mayor eficiencia en sustitución de importación con nuevas compañías extranjeras que pretenden utilizar proveedores nacionales en sus procesos de producción.

Primer trimestre del año

Industria de NL se mantuvo en fase de expansión

Monterrey, NL. Al cierre del primer trimestre del año, la manufactura de Nuevo León se mantuvo en fase de expansión a pesar de la incertidumbre económica y política que se observa en el panorama nacional.

Así lo informó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), en su análisis de coyuntura económica, añadiendo que las cifras del índice de volumen físico de producción para la manufactura reportan una aceleración, alcanzando los 54.49 puntos durante marzo, frente a 51.15 puntos en febrero.

“El impulso proviene de una revitalización de la demanda de productos manufactureros exportados, los cuales se ubicaron en fase de expansión. Específicamente, el índice pasó de 49.34 puntos en febrero a 51.32 en marzo. Lo anterior incidió positivamente en los nuevos pedidos, que mostraron un avance de más de 5 puntos en el mes”, se lee en el reporte.

Ante la aceleración del sector, explica Caintra, la capacidad instalada y el número de personal contratado en las empresas aumentó; ambos indicadores incluso superaron lo registrado en febrero y se ubican en 53.94 y 52.49 puntos, respectivamente.

Asimismo, el índice de precios de los productos industriales en la entidad, en sintonía con la desaceleración de la inflación nacional, continuó con una tendencia a la baja, ya que en el tercer mes del año llegó a su menor nivel de los últimos seis meses.

Si bien los precios que pagan los manufactureros por sus materias primas también pierden ritmo, este factor continúa dentro de los cinco principales que inciden negativamente en el desempeño industrial.

“La mayoría de los factores considerados como obstáculos impactaron en una proporción menor al empresariado; destacan la debilidad de la actividad económica, la inseguridad, la volatilidad del tipo de cambio y la escasez de personal capacitado, entre otros”, señala la cámara en su encuesta a 181 empresas.

Además del crecimiento que registró la industria durante el primer trimestre, indica el estudio, 30% de los industriales en la entidad señaló haber realizado algún tipo de inversión. (Con información de Lourdes Flores)

Licitaciones

Constructoras en BC piden preferencia

Tijuana, BC. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) solicitó a las autoridades de Baja California que den preferencia a las empresas locales en la asignación de obras públicas, mayor transparencia en el esquema de Asociación Público-Privada, y un sistema de gobierno que ofrezca mayor seguridad a todos los ciudadanos, potenciando el desarrollo económico para la región.

El titular del organismo empresarial en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, Gabriel Valenzuela Moreno, sostuvo que desde la legislación pasada los constructores han estado pugnando por modificar la ley de obra pública, a fin de obtener esa ventaja para las empresas locales, por considerar injusto que compañías foráneas que no tributan en la zona fronteriza obtengan las obras.

Una de las razones por las que pretenden cambiarla es porque el sistema de calificaciones en la ley actual permite discrecionalidad para otorgar los fallos, por lo que la intención es nombrar un comité en el que además de representantes gubernamentales, haya ciudadanos.

La preocupación del sector constructor no se limita a las obras que sean desarrolladas y financiadas únicamente por el gobierno, sino también para el esquema de Asociación Público Privada, que se generó por la falta de recursos por parte del sector público; no obstante, es necesario transparentar en su totalidad, aseguró Valenzuela Moreno.

Con esas inquietudes, los integrantes de CMIC han buscado el acercamiento con los candidatos al Senado de la República por Baja California, a fin de conocer sus propuestas y hacerles saber las principales necesidades de dicho sector empresarial.

El titular de la cámara hizo énfasis en dos preocupaciones: combatir la inseguridad y para que no se inhiban los proyectos, y fortalecer la asignación de recursos para infraestructura, a través del Consejo Estatal de Infraestructura, en el que participan los cinco alcaldes del estado, las cámaras empresariales y la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano.

Actualmente la CMIC, explicó, está colaborando con el gobierno estatal en algunos proyectos que se financiarán con el Fideicomiso Empresarial de Baja California, como el desarrollo del bulevar Machado, que fortalecerá la conectividad entre Tijuana y Playas de Rosarito, así como la conexión del fraccionamiento Natura con el Corredor 2000. (Con información de Gabriela Martínez)

estados@eleconomista.mx