Puebla, Pue. Tras resultar afectadas por el sismo del 19 de septiembre, 63 empresas poblanas solicitaron préstamos a Nacional Financiera (Nafin) por un total de 83 millones de pesos; sin embargo, sólo se tiene una bolsa de 70 millones, dijo el delegado de la banca en la entidad, José Luis Flores Hernández.

En este tenor, explicó que deberán hacer una revisión de cada expediente para dar la autorización, pero en cuatro de los casos se canceló el trámite porque carecían de la documentación requerida o habían solicitado el dinero para otros fines.

Flores Hernández comentó que se trata de recursos en conjunto con el gobierno estatal, “los cuales deben ser destinados únicamente a proyectos de inversión que apunten a atender los problemas físicos y financieros que el movimiento telúrico les haya provocado”.

El monto total al que puede acceder cada uno es hasta 2 millones de pesos, con una tasa de interés de 11 y 12%, puntualizó.

Cuando se tenga la lista de las empresas que se verán beneficiadas con estos apoyos, se dará a conocer. Además, se vigilará que el recurso se emplee para los fines que fueron integrados, como cubrir mercancía pérdida, salarios, insumos, entre otros que estén considerados para su reactivación.

La mayoría de las 63 empresas solicitantes son de la zona metropolitana de Puebla así como de la región de Atlixco e Izúcar de Matamoros, donde se reportaron más daños de entre los 112 municipios, por lo que se deberá identificar quiénes necesitan con urgencia esos préstamos, acotò el representante de Nafin.

No se trata de requisitos “incumplibles” para acceder al financiamiento, aclaró, sino de un proceso de validación que se tarda en autorizarlo.

Entrega rápida

José Luis Flores informó que ya fueron entregados apoyos inmediatos por 10,000 pesos a las microempresas que se vieron afectadas por la contingencia, con lo cual se benefició a 495 de 500 que se habían considerado.

Al tratarte de montos pequeños, se entregaron rápido a los propietarios para atender daños que no comprometían sus actividades, expuso.

El delegado de Nafin percibió que el incremento de la inseguridad en últimas semanas dentro del territorio poblano se ha reflejado en que las inversiones se frenen o las firmas instaladas no se desarrollen.

“La violencia siempre es un factor que disminuye el desarrollo económico de la zona donde se presenta (...) anteriormente no se veía esta situación, pero ahora se ha reflejado principalmente por el robo de combustible”.

Aunque, aseveró, no es un problema único para el estado, pues sucede en otras partes del país.

[email protected]