Puebla, Pue. El Instituto Poblano del Café, el cual podría comenzar a operar en el 2020 con 500 millones de pesos de presupuesto, ayudará a fortalecer la actividad y que 700,000 productores puedan acceder a recursos para la sustitución de plantaciones que sean más resistentes al hongo de la roya, comentó el diputado local de Morena, Arturo de Rosas Cuevas.

El legislador poblano que presentó esta iniciativa, aprobada en comisiones, confió en que será también respaldada en el pleno por las bancadas durante esta semana que se lleve a cabo la sesión ordinaria.

Arturo de Rosas Cuevas dijo que están en tiempo para que una vez que su creación sea votada a favor, puedan solicitar al gobernador Miguel Barbosa Huerta que lo incluya en la propuesta de Ley de Ingresos con el destino de recursos, porque “también fue una promesa del Ejecutivo apoyar más a los agricultores del estado”.

El presupuesto del gobierno poblano se prevé aprobar a más tardar el 15 de diciembre, considerando un monto de 95,000 millones de pesos.

De Rosas Cuevas puntualizó que la dirección de este instituto deberá quedar en manos de los productores, quienes tendrán que organizarse para elegir al encargado y el gobierno sólo será vigilante de su operación.

Indicó que otro de los objetivos es acabar con los intermediarios, que incluso se ha dado con el esquema de agricultura por contrato impulsado por los gobiernos pasados donde las empresas sacaban ventaja sobre los productores. 

“Se trata de hacer justicia a los cafeticultores, quienes no logran un ingreso superior a 30 pesos al día, además de que organismos internacionales puedan apoyarlos y fortalecer el cooperativismo entre ellos”, abundó.

Apoyos mensuales 

El legislador local dijo que también buscan que cafeticultores puedan acceder a un apoyo mensual, dependiendo de las condiciones de cada uno, ya que son 60 municipios los que se dedican a la actividad. 

Comentó que el programa federal Sembrando Vida puede ser una opción para que accedan a 5,000 pesos mensuales para la sustitución de plantaciones. 

Admitió que es complicado lograr que se vuelvan a tener 1.5 millones de productores como había hace 10 años, ya que algunos decidieron dedicarse a otra actividad, pero con el instituto se puede buscar que 10% regrese a la cafeticultura.

Norberto Artemio Hernández Torres, representante legal de la Unión Agrícola Regional de Productores de Café del Estado de Puebla, consideró que este cultivo debe considerarse como parte de las políticas públicas del nuevo gobierno estatal para impulsar más su crecimiento con el apoyo de la tecnología y mejores plantaciones, porque la plaga de la roya sigue afectando en demasía las cosechas.

Además, ayudaría a lograr mejores canales de comercialización en la entidad y fuera de ella, ya que los productores siguen vendiendo sin obtener buenas ganancias, debido al coyotaje que impera en el norte del estado, donde aun cuando se firman contratos por agricultura resultan ventajosos para el comprador.

kg