El sector empresarial y organizaciones civiles le tomaron la “palabra” al presidente Andrés Manuel López Obrador para trabajar contra la corrupción e instaló las mesas técnicas de compromisos en la materia, asumidos meses atrás, con 12 entidades federativas.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), mencionó que la existencia de una agenda anticorrupción no garantiza que realmente haya un avance en el trabajo, si no existen rutas trazadas y definidas para atacar el problema, por ejemplo, existen más 200 sistemas de contrataciones públicas diferentes operando en el país.    

En reunión con organizaciones civiles con representantes de 12 entidades federativas, Guanajuato, Jalisco, Yucatán, Ciudad de México, Chiapas, Tabasco, Coahuila, Veracruz, Estado de México; Morelos y Nayarit, se estableció una mesa técnica para dar seguimiento puntual a los compromisos contra la corrupción firmados por los entonces candidatos a gobernador, ahora mandatarios estatales.

 “El sector empresarial ha sido el primero en promover el combate a la corrupción, con la implementación de manuales y códigos de ética”, respondió el dirigente de la Coparmex, luego de que el pasado martes, el Presidente Obrador convocó a los organismos empresariales a no incurrir en el “influyentismo”.