Querétaro, Qro. Los ajustes presupuestales en materia de obra pública, así como el aumento en el costo de insumos perfilan un complejo inicio de año para constructores locales.

Las variaciones en el presupuesto federal, que impactarán en diversos rubros de obra estatal, se prevé que repercutan en la industria constructora local, expuso el presidente del XVII Comité Directivo de la delegación Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos.

“Los ajustes que hay a nivel nacional obviamente van a repercutir. Están haciendo el reajuste para ver realmente qué es lo que se programa para cada sector”, refirió.

Hasta el momento, la cámara ha tomado conocimiento del plan de obra de la capital del estado que prevé un presupuesto anual de 1,500 millones de pesos; se buscará un acercamiento con el resto de las administraciones municipales, a fin de conocer sus planes y alcances previstos para el presente año.

La inquietud del sector se sustenta en que hasta 95% de los socios de CMIC Querétaro participa en proyectos de índole pública.

Actualmente, dijo, constructores trabajan en la terminación de obras del año anterior, estando a la espera de conocer los ajustes finales en los presupuestos y proyectos de obra pública del 2019 para participar en su ejecución.

Ugalde Ríos explicó que, si bien las licitaciones de obra suelen comenzar en el tercer mes del año, se percibió estancamiento para llevarlas a cabo en el primer mes del año.

Tener una mayor participación en la obra de capital privada se mantiene como uno de los objetivos a seguir de la cámara empresarial, a fin de amortiguar el impacto en los ajustes presupuestales del sector público.

La atracción de proyectos de inversión y el establecimiento de empresas que demandan complejos industriales son parte de las áreas de oportunidad que prevén los socios de la cámara.

“El sector privado es donde queremos incursionar un poco más, debido a que vienen empresas a establecerse aquí y hacen sus naves industriales”, comentó.

En gestión

hoy en día se mantiene incertidumbre sobre los proyectos de obra que se realizarán en el estado, dado que parte de ellos se encuentra en gestiones.

La administración estatal ha planteado al gobierno federal la continuidad de tres proyectos de infraestructura, que en suma representan 707 millones de pesos.

En cuanto a las obras de infraestructura turística, inicialmente no se ha presupuestado recurso federal para materializarlas; mientras que la Secretaría de Turismo estatal contaba con una cartera de proyectos por 490 millones de pesos.

A este escenario, agregó Ugalde Ríos, se suman los aumentos en el costo de los insumos para el sector de la construcción, cuyos incrementos superarían los del año pasado.

[email protected]