Querétaro, Qro. La crisis económica que generó la pandemia de Covid-19 afecta al gremio de ingenieros del estado, manteniéndose actualmente entre el 30 y 40% de su capacidad productiva, de acuerdo con asociados al Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro (CICQ).

El presidente del organismo colegiado, Sergio Camacho Hurtado, destacó que persiste un escenario complejo para el sector, aunado al riesgo que implicaría retornar al confinamiento, como lo han alertado autoridades federales. 

“Cada uno de los colegiados tienen su cartera de proyectos, unos se dedican a hacer estudio, obra y también a la construcción. Están de 30 a 40% de la capacidad de trabajo, que es lo que ha estado difícil y genera mucho riesgo en la parte económica el volver a un semáforo rojo”, expuso. 

Regresar a una parálisis de actividades, mencionó, generaría un freno tanto en la obra pública como privada. 

Explicó que los colegiados que dependen de la obra pública se verían impactados ante el detenimiento de proyectos de infraestructura; igual que los especialistas que se dedican a la obra privada y cuya afectación también se traduciría a las limitaciones para llevar a cabo trámites gubernamentales. 

“También tienen afectaciones las obras privadas, lo que tienen que ver con los directores responsables de obra, que acompañan a los inversionistas para desarrollar sus proyectos en la parte de estudios de proyectos, trámite de las licencias de construcción y en el seguimiento de sus obras. Y si en los ayuntamientos deja de haber la atención para que fluyan los trámites de manera expedita, pues también frena toda la actividad de estos profesionistas”, indicó. 

En este contexto, refirió que el gremio buscará participar en la revisión que el gobierno federal realizará sobre el proyecto del tren México-Querétaro, para lo cual esta semana sostendrá una reunión con integrantes de la división ferroviaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“En el caso del tren estamos en acercamiento con la dirección de Desarrollo Ferroviario  de la SCT, que son quienes tienen en su encargo el proyecto. Queremos tener una participación responsable. Hace unos años vivimos un asunto que se volvió más polémico que técnico”, señaló. 

Sigue a la baja industria de la construcción

Desde agosto del 2019 a julio del 2020 la industria de la construcción mantiene 12 meses con  caídas anuales en el valor de producción generado por empresas constructoras en la entidad, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el presente año, de enero a julio, reporta variaciones negativas de doble dígito: comenzó enero con una caída de 41%, febrero de 39.8%, marzo de 30.2%, abril de 43.7%, mayo de 39.7%, junio de 21.3%  y julio de 32 por ciento.

En el periodo enero-julio, el valor total generado por empresas constructoras cayó 35.7% en comparación con el mismo tramo del año pasado.

estados@eleconomista.mx