Puebla, Pue. El experto canadiense en movilidad urbana, Mikael Colville-Andersen, consideró que un buen diseño de la infraestructura para ciclistas mejora el comportamiento entre ellos y los automovilistas, sin la necesidad de tener que invertir mucho en ciclovías, sin embargo, calificó las de Puebla como el peor error y desperdicio de dinero. 

Al participar en el segundo día de ponencias en el Smart City Latam Congress 2019 que se realiza en la angelópolis, el canadiense expuso que los gobiernos deben incluir dentro de sus políticas públicas, inversiones para generar carriles exclusivos para los usuarios de estos vehículos no motorizados, el cual cada vez va creciendo al grado de que hay empresas que están aprovechando esa necesidad de hacer viajes cortos para obtener concesiones de los gobiernos en las zonas urbanas para rentar bicicletas. 

Sobre la infraestructura elevada para ciclistas en Puebla, comentó que es uno de los errores más graves del urbanismo, porque aparte de no ser funcionales, resultan peligrosas, afectan la movilidad y representan una contaminación visual por ubicarla en medio de calles. 

Indicó que es consecuencia de la falta de asesores capacitados en los gobiernos para la generación de infraestructura inteligente, lo cual resulta una mala inversión porque tampoco los ciclistas se acostumbran a usarlas. 

El experto en movilidad comentó que este tipo de infraestructura debe ir a la par de que sean respetados los derechos de los usuarios mediante los reglamentos de tránsito, ya que son “invisibles” incluso para la propia autoridad de cada ciudad cuando se trata de accidentes en que estén involucrados como víctimas. 

Es obligación de las autoridades ser incluyentes con quien usa este medio de transporte no motorizado y a su vez debe promoverlo para recudir la contaminación del medio ambiente. 

Esfuerzos  

No obstante, Colville-Andersen reconoció los esfuerzos de algunas ciudades por rediseñar sus espacios para dar cabida a un mayor número de ciclistas y peatones, no sólo en Europa sino en el continente americano, pero que son marcadas las regiones que están actuando en eliminar carriles para autos y convirtiendo sus centros y zonas comerciales en áreas peatonales y para ciclistas. 

Comentó que si las autoridades contribuyen en el uso de la bicicleta puede traer beneficios en materia de salud incluso económicos, porque se gastaría menos en atenciones médicas. 

El exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas, entre el 2014 y el 2017, invirtió alrededor de 649 millones de pesos en cuatro ciclopistas que representan en total 30 kilómetros, las cuales sólo son usadas con fines recreativos y no para temas de movilidad urbana.

[email protected]