Guadalajara, Jal. El brote de influenza aviar AH7N3 que afectó, hasta el momento, dos granjas avícolas del municipio de San Francisco de los Romo, y que obligó al sacrificio de 284,755 gallinas de postura, dejó pérdidas económicas cercanas a 8 millones de pesos, de acuerdo con un primer cálculo del Consejo Agropecuario de Aguascalientes.

Mientras tanto, los productores de Jalisco siguen resintiendo los efectos de la gripe aviar que se detectó en junio del 2012 en Tepatitlán y San Juan de los Lagos, en la región de Los Altos, limítrofe con el estado de Aguascalientes.

Según estadísticas del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, el año pasado, Jalisco produjo –según cifras preliminares- 222,975 toneladas de huevo menos que en el 2011.

Según el informe, mientras en el 2011 el estado produjo 1 millón 250,614 toneladas del alimento, el año pasado y como resultado de la crisis sanitaria por la gripe aviar, la producción fue de 1 millón 27,639 toneladas: una baja de 17.8 por ciento. Pese a lo anterior, Jalisco mantuvo el liderazgo en producción de huevo para plato con 51.6% de participación respecto de la producción nacional.

SIN MÁS BROTES

Frente a estas cifras, el presidente del Consejo Agropecuario de Aguascalientes, Teodoro Olivares, aseveró que los daños en esa entidad son menores debido a que no se han detectado otras afectaciones fuera de los dos centros de producción ya mencionados.

Pese a ello, la entidad ya había registrado una baja en su producción durante el 2012, es decir, antes de que se presentara el brote de influenza.

El año pasado, Aguascalientes produjo 8,184 toneladas de huevo y se ubicó en el lugar 17 en cuanto a su participación en la producción nacional, luego de que en el 2011 produjera 8,625 toneladas.

[email protected]