Los niveles de inflación en el Bajío, junto con otros factores como la depreciación del peso frente al dólar, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los tiempos electorales, han arrojado un escenario de incertidumbre para los diferentes sectores económicos.

Manuel Díaz Flores, investigador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, expuso que varios factores no se encontraban presentes en escenarios anteriores, como los precios al consumidor, de los cuales para el estado hay un incremento importante.

“Aunque en el último reporte la inflación retrocedió, en el primer trimestre la tendencia fue de un crecimiento importante. Aguascalientes apareció entre las entidades con mayor inflación, lo que tiene una relación directa con los incrementos en el precio de la gasolina y de gas”, dijo.

Si bien estos aspectos han impactado a nivel nacional, en la entidad fue mayor e incluso se analiza actualmente si se debió a la logística de traer el combustible al territorio o a otro factor.

“Cuando la gasolina en San Luis Potosí se encontraba en 15 pesos, aquí en Aguascalientes estábamos por arriba de los 18, era mucha la diferencia entre los diferentes estados. Este factor sigue todavía complicando el panorama económico, debido a que la gasolina se dejó con referencia a los mercados internacionales, lo que nos seguirá afectando”, afirmó el especialista.

Otro factor, refirió, es el tipo de cambio del peso frente al dólar, que tuvo una depreciación importante de la moneda mexicana. El tipo de cambio FIX al inicio de este año fue de 19.49 pesos por billete verde, mientras que para este 25 de mayo llegó a 19.56 pesos, de acuerdo con el Banco de México.

Esto, sumado a la renegociación del TLCAN y al proceso electoral nacional, advirtió, “pinta el panorama” un poco complicado para la economía local y nacional.

Díaz Flores insistió en que uno de los factores que más ha incidido en la economía de Aguascalientes son los incrementos de la gasolina, sin dejar de lado las variables macroeconómicas que se presentan.

Según datos de la Comisión Reguladora de Energía, el precio promedio de gasolina regular, en estaciones de servicio de expendio al público de Aguascalientes en el primer cuatrimestre del año, fue el cuarto mayor del país, con 17.92 pesos el litro, detrás de Zacatecas, Jalisco y Nayarit.

En este periodo, la cotización en la entidad aumentó 6.9%, al pasar de 17.14 pesos en enero a 18.32 pesos en abril.

Rubén Ángel Berumen, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Aguascalientes, indicó que la depreciación del peso frente al dólar y el alza en los combustibles han provocado un encarecimiento del nivel adquisitivo de los consumidores.

Añadió que los empresarios han optado por una serie de estrategias para sortear esta situación, como un recorte en gastos e incluso de personal.

“Cada quién va tomando las medidas precautorias y necesarias para no vernos en la obligación de cerrar”, señaló.

Comparativo

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía creció 4.47% a tasa anual en la ciudad de Aguascalientes durante la primera quincena de mayo; al comparar igual periodo de años previos, resulta que esta cifra es menor a la inflación de 7.21% del 2017, pero superior a los registros del 2013 al 2016.

Los incrementos anuales del INPC de los territorios del Bajío fueron los siguientes: 4.91% en Cortazar; 4.54% en León; Querétaro con 4.90%, y San Luis Potosí con 4.41%; estas ciudades del Bajío trazaron la misma tendencia que Aguascalientes.

Previamente, Carlos Habacuc Ruiz, presidente de la Canaco Servytur Querétaro, expresó que el dinamismo económico del estado ha ayudado a un crecimiento para los diferentes sectores.

En general, dijo, en el país hay aspectos que han permitido tener controlados los niveles de inflación para que de esta manera se mantengan los precios estables para los consumidores.

Mientras tanto, Fernando Mata Varela, director de la Canaco Servytur San Luis Potosí, explicó que, ante la elevada inflación, los empresarios implementaron estrategias para absorber los costos y que el consumidor final no recibiera un fuerte impacto.

“Lo desafortunado del caso es que la Iniciativa Privada ha tenido que absorber el costo de esta inflación; el empresario ha tenido que disminuir su ganancia de 35 a 50%”, manifestó.

Mata Varela explicó que, anteriormente, el margen de ganancia era más amplio; sin embargo, los empresarios han tenido que modificar las estrategias y los mecanismos para mantener la operatividad.

[email protected]