León, Gto.- Los industriales guanajuatenses comenzaron a cambiar su estrategia hacia el desarrollo de tecnología propia en lugar de adquirir maquinaria en el extranjero y soportar su competitividad en el bajo costo de la mano de obra.

Desde hace cinco años con la creación de Novaera, una red constituida por siete parques: CIEN del Tecnológico de Monterrey, Ibero Innovación, De la Salle, Agrobioteg, Guanajuato Tecno Parque, Tecnológico San Miguelense y el Centro Mexicano de Energías Renovables (Cemersc), ha sido posible que sectores tradicionales de la región generen sus propios desarrollos tecnológicos.

En Estados Unidos y en Europa es rutinario que los empresarios vayan a las Universidades a pedir desarrollos tecnológicos, eso es típico, pero nosotros en México no lo estamos haciendo lamenta el investigador en optica del Parque de Innovación de la Ibero campus León, Víctor López Padilla.

El sector industrial en Guanajuato y la región tiene como costumbre salir al extranjero y comprar una máquina.

Así se resolvían y resuelven los problemas, entonces la competitividad se volvía un asunto de quién tiene la chequera más abierta, porque si tú tienes el dinero vas a Italia compras la máquina y ofreces tu producto . Ventaja que perdurara hasta que la competencia adquiera la misma máquina.

En la región no se genera tecnología, se continúa pensando en un modelo de maquila y manufactura, donde la competitividad está basada en el costo de la mano de obra refiere López Padilla.

El sector está escogiendo mal sus batallas. La industria tiende a comprar máquinas y querer competir con China, pero quiere ser como Alemania .

Pero, cuando el nivel de vida se incrementa y los sueldos, entonces se pierde esa presunta ventaja.

Sin embargo, son las empresas medianas son las que están interactuando más con los investigadores y sentarse en torno a una mesa para establecer los proyectos.

Si bien se requiere tener una capacidad de inversión, existen fondos de financiamiento que pueden ayudar, como el Conacyt y que facilita esta relación.

Instituciones como los parques de innovación, albergados en las Universidades , se están convirtiendo en la interfaz para provocar el entendimiento entre investigadores y empresarios.

Es su responsabilidad sentarnos en la misma mesa y hacer que nos entendamos con preguntas tan simples cómo, cuánto me cuesta y para cuándo lo quieres, que es una de las más difíciles para un académico

Manuel Sánchez Tello, director del parque de Innovación y Tecnología de la Ibero campus León, explica que ante la disposición que comienza a mostrar algunas empresas para financiar sus procesos es que están en la conformación de un grupo de investigadores de diversas ramas.

A nosotros como universidad nos conviene que nuestros investigadores estén en contacto directo con la industria, porque entonces tienen mucho que enseñar ya hablando de la parte académica, y nos involucramos con estudiantes en la parte de su avance en cuestión de estudios .

El estado de Guanajuato es la única entidad que cuenta con un sistema de parques de innovación, universidades y centros públicos de investigación integrados, en un solo núcleo que es capaz de abrirse a las necesidades de la industria.

Si bien Nuevo León es la entidad que supera en desarrollo a Guanajuato, no cuenta con un ecosistema integrado. La entidad cuenta con cerca de 1,000 investigadores, que están pasando de la investigación básica a la aplicada, con atención especial a la industria.

Actualmente desde el Parque de Tecnología e Innovación de la Ibero, están desarrollando una maquinaria especial para una empresa que fabrica empaques; un proyecto de desarrollo tecnológico de inteligencia artificial para soluciones de alimentación.

A lo que se suma la atención a una empresa curtidora que atiende al sector automotriz, y que requiere una solución con un proceso de visión para determinar la calidad de la piel, además del sector textil, enumeró Manuel Sánchez Tello, director del parque de Innovación.

La gran empresa no se ha acercado mucho, porque ellos tienen sus centros de investigación en otros lados del mundo. Pero, ya tuvimos un primer acercamiento con las armadoras y sí hay problemáticas muy específicas para poder resolver de primera mano explica Sánchez Tello.

En el Parque CIEN del Tecnológico de Monterrey se desarrolló una empresa de impresión en 3D, que a diferencia de lo que hay en el mercado, esta maquinaria se adapta a diversos tipos de materiales y tamaños; además, de estar impulsado la diversificación de empresas del sector metalmecánico y curtidor, hacia el sector automotriz.

En el caso de Agrobioteg, con vocación hacia el sector alimentos, farmacéutico, agrícolas y biocombustibles; la empresa T4 Oligo, desarollo ADN Sintético, lo que la ubica como la primera en América Latina. Actualmente, ésta trabaja hacia el desarrollo de una prueba casera, para que las personas identifiquen de manera sencilla las enfermedades como el cáncer o a las que es propensa desarrollar una persona.

O el Parque de La Salle, está impulsado además de los emprendedores a detonar proyectos con carácter social, principalmente vinculados al tema de la vivienda.

Todo este panorama está empujando a la conformación de investigadores y científicos de diversas áreas para la atención de la industria, que apostemos por este tipo de perfil que sea una persona como un científico que no se quite las botas industriales , explica Sánchez Tello.

mfh