La industria queretana representa cerca de 15% del volumen de descarga de aguas residuales en la entidad, mientras que el público urbano produce 80% de ellas, informó el encargado del área técnica de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Javier Gámez González.

Explicó que no ha habido un incremento sustancial a través de los años, debido a que muchas empresas se localizan en parques industriales donde ya cuentan con permisos que buscan los empresarios al instalarse. Inclusive a nivel nacional el porcentaje de descarga es similar.

Querétaro tiene muchos parques industriales que están normados y el parque industrial tiene que conseguir su descarga a drenaje o a un cuerpo de propiedad nacional , indicó.

Detalló que cuando las empresas arriban al estado pueden tener dos vías de descarga: a través del drenaje (sanitario), lo cual es competencia de gobierno del estado o municipal, o a un cuerpo de propiedad nacional, es decir, suelo o a causes donde la Conagua fija las condiciones de descarga.

Hay empresas que descargan al colector (drenaje sanitario), ahí no somos competentes, tenemos procesos de coordinación con municipio y estado pero no somos autoridad , agregó.

Gámez González agregó que los parámetros que deben de cumplir las descargas a cuerpo de propiedad nacional están fijados en la Norma 01 en materia de gobierno federal, donde se especifican los límites permisivos de temperatura, aceites, materia flotante, sólidos suspendidos, arsénico, cadmio, cloruro, cromo, mercurio, entre otros.

Además de que cualquier empresa que quiera descargar sus aguas residuales debe de estar registrada y obtener un título de concesión.

SANCIONES

En Querétaro, informó, hay 91 empresas registradas que descargan a cuerpos de propiedad nacional, de las que la Conagua lleva el control de dicho permiso.

En este sentido, Javier Gámez consideró que ante las cuestiones fiscales y administrativas, el sector industrial tiene que tener en tiempo y forma este tipo de descargas con su respectivo tratamiento. Sin embargo, en el estado no hay mecanismos legales para multar o clausurar la fuente o la descarga, únicamente hay percibimientos en atención a una serie de denuncias.

Ante la denuncia se acude a la industria y se toma una muestra del agua para conocer si cumple o no con los parámetros.

USO DE RESIDUOS

Depende del punto donde se descargue, la Norma fija que si es río es para uso agrícola. Para público urbano es un bordo u otro y se fijan los parámetros , añadió el encargado de la Conago, quien además indicó que es cuestión de percepción de qué se quiere entender con calidad del agua, misma que depende del cuerpo receptor y es fijada por la Norma.