Puebla, Pue.- La industria forestal local, conformada por 687 aserraderos de siete municipios de la Sierra Norte, buscará ser proveedora de Audi y empresas de autopartes, las cuales requieren tarimas o cajas de madera para sus procesos de embalaje.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Forestal en la entidad, Emilio Murad González, explicó que iniciaron el trámite a principios de año para obtener la certificación Sello Verde, ya que tanto la firma de los cuatro aros como Volkswagen de México, requieren que sus colaboradores sean responsables con el medio ambiente.

Explicó que tal distintivo esperan obtenerlo en seis meses por parte del Consejo de Manejo Forestal (FSC, por sus siglas en inglés), lo cual ayudará a que puedan acceder a más créditos para mejorar su maquinaria y aumentar 20% los empleos en los próximos dos años, que actualmente son 5,000 directos.

Comentó que la instalación de Audi en territorio poblano obliga a todos los sectores productivos para estar a la altura en materia de competitividad, ya que la firma alemana trabaja con altos estándares de calidad.

Menciona que al ser una industria sustentable tienen posibilidades de ser tomados cuenta dentro de la cadena de proveeduría del sector automotriz, debido a que han contribuido con los silvicultores al cuidado de las zonas boscosas en el aprovechamiento de los recursos naturales.

A Audi y las fábricas de autopartes les saldría dos veces más barato comprarnos que traerla de otros estado, por ello pedimos nos consideren, ya que cumplimos con los estándares de calidad que exigen para sus proveedores, motivo por el cual estando certificados nos facilitará a los aserraderos el camino para buscar algún contrato , apuntó.

Destacó que este sector maderero deja 300 millones de pesos anuales al estado con la explotación de 180,000 metros cúbicos, cuya producción estiman elevar 40% a más tardar en 2017.

La actividad forestal se concentra en Chignahuapan, con el 50% de la producción total, el resto proviene de Aquixtla, Tetela de Ocampo, Zacatlán, Teztiulán, Tlatlauquitepec y Santa Rita Tlahuapan.

Murad González refirió que en la actualidad el 50% de la producción –tablas, vigas, tarimas y cajas se exportan a Estados Unidos, Brasil y Chile.

Expuso que los volúmenes de madera que se extraen de 86,000 hectáreas boscosas controladas, son 3 millones de metros cúbicos, pero que existe un potencial de aprovechamiento por el orden de las 190,000 hectáreas.

mfh