La industria de la fundición en México prevé un crecimiento de hasta 8% en el 2012, como resultado de una mayor demanda de los sectores automotor, energético, minero, químico y de enseres domésticos.

Coahuila y Nuevo León generan cerca de 40% de la producción total del país, que incluye materias primas como hierro, acero, aluminio y bronce, dijo el presidente de FundiExpo 2012, José Antonio Lazcano Ponce.

Comentó que ambas entidades producen alrededor de 900,000 toneladas de fundiciones líquidas al año; sin embargo, destacó que si se considera a la industria del acero, la cifra supera las 5 millones de toneladas.

La inversión del sector para este año en Coahuila, que representa cerca de 24% del mercado y que emplea alrededor de 5,000 personas, ascenderá a 500 millones de dólares.

Nuevo León, por su parte, aporta aproximadamente 16% de la producción, con 144 procesos de fundición y una capacidad de producción de 200,000 toneladas.

Lazcano Ponce refirió que en el corredor industrial de Nuevo León y Coahuila existen alrededor de 120 empresas de fundición, de las cuales sólo 20 son de gran tamaño.

Habrá que ser prudentes en mantener el crecimiento en el sector, que puede ser de entre 5 y 8%, dadas las nuevas inversiones de la industria automotriz , manifestó.

Por su parte, Rodrigo Alpizar Vallejo, presidente de la Sociedad Mexicana de Fundidores, externó que la industria aporta a la economía mexicana alrededor de 4,000 millones de dólares anualmente. Destacó que está compuesta por 1,500 empresas, de las cuales 90% son pequeñas y medianas.

Cerca de 78% de la producción de la fundición en México se entrega a la industria automotriz, agregó.

LA PIEDRA EN EL ZAPATO

Los representantes del sector coincidieron que el principal problema que enfrentan las empresas fundidoras en México es la competencia desleal de productos provenientes de Asia.

Alpizar Vallejo dijo que ante esa situación, al menos 300 empresas desaparecieron en la última década.

En México resulta más fácil comercializar que producir, además no queremos un país proteccionista pero sí competitivo , manifestó.

El secretario de Desarrollo Económico de Coahuila, Javier Guerrero, aseguró que es necesario reflexionar y actuar en forma estratégica para enfrentar la competencia desleal, que se constituye como el principal problema de la industria de la fundición en México.

Al participar en la ceremonia de inauguración del evento, manifestó que el ingreso de fundición proveniente de Asia está desplazando a productos mexicanos, por lo cual dijo que es necesario establecer un orden económico basado en una auténtica competencia y calidad del producto final.

Llamó a los gobiernos a crear un ambiente de competencia sana.

atorres@eleconomista.com.mx