Querétaro, Qro. La industria de la construcción del estado hila 13 meses con variaciones anuales negativas.

Desde agosto del 2019, este sector reporta caídas mensuales, tendencia que se mantiene a agosto del año en curso, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del Inegi.

En agosto del 2019 la caída fue a un dígito, de 3.1%, a partir de septiembre los descensos fueron de doble dígito; ese mes descendió 24.9%, octubre -10.4%, noviembre -19.4%, diciembre -12.3%; a partir del 2020, en enero -41.0%, febrero-39.8%, marzo -30.2%, abril -43.7%, mayo -39.7%, junio -21.3%, julio -32.0% y agosto -24.0 por ciento.

En el periodo enero-agosto, el valor de producción disminuyó 34.2% anual. Pese a este entorno, en el lapso referido la obra pública reportó un crecimiento anual de 21.2% en el valor de producción generado por las empresas constructoras en la entidad.

Este sector arrancó enero con un panorama positivo, al registrar ese mes un alza anual de 116.9%, en febrero el aumento se moderó a 7.8%, en marzo fue de 72.0%, mientras que en abril descendió 42.4%; para mayo repuntó a 181.8%, junio 104.1%, en contraste con julio que nuevamente cayó 1.3% y agosto que decreció 15.9 por ciento.

Frente a las variaciones que reportó la obra pública, la privada mostró una baja anual de 92.9%, hilando 13 meses con variaciones anuales negativas.

Efectos del Covid-19

Los efectos que ha tenido la pandemia de Covid-19 en la industria de la construcción podrían continuar durante el próximo año, debido a que estará en desarrollo el proceso electoral, lo que cíclicamente representa una contracción para la ejecución de obra pública, refirió el presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos.

El empresario expuso que regresar al confinamiento representaría afectaciones para este sector productivo, en caso de que nuevamente se detengan las actividades relacionadas con esta industria.

Destacó que en la cámara no se han registrado contagios causados por Covid-19, pese a ser un sector vulnerable a la propagación de la pandemia.

“Sí, nos afectaría a todos (volver al confinamiento), también somos un sector vulnerable a los contagios (...) No hemos tenido esa problemática, será porque normalmente trabajamos en lugares abiertos, hemos tomado medidas para reducir los contagios y por fortuna y por aplicación de estas medidas no hay reporte de contagios”, explicó.

Las afectaciones en la construcción también han impactado al gremio de ingenieros, debido a que se encuentran a entre 30 y 40% de su capacidad productiva.

estados@eleconomista.mx