Monterrey, NL. La industria de franquicias de Nuevo León está en pleno desarrollo. Actualmente existen entre 45 y 60 franquicias locales, de un total de 1,500 marcas en el país. Sin embargo, están llegando marcas de Estados Unidos y de la Ciudad de México, aseguró a El Economista, Víctor Romo Gerardo, presidente de la Asociación de Franquicias del Norte de México.

Explicó que en otros estados de la frontera, como en Sonora hay 127 marcas, porque está muy desarrollada esta industria, además de que hay un programa estatal de franquicias.

“En Nuevo León estamos generando esa cultura, estamos trabajando con empresas que les interesa tener una franquicia”, enfatizó el dirigente, en el marco de Expo Franquicia-T, que se realizó el 27 y 28 de septiembre en Cintermex.

Los giros más atractivos para los franquiciatarios de Nuevo León son: servicios, alimentos y bebidas, distribución y educación.

César Alberto Aranday Martínez, director general de Aranday & Asociados, comentó a El Economista, que uno de los factores que inhiben el crecimiento de las franquicias en ciudades como Monterrey se debe a que los costos de los locales en las plazas comerciales se han encarecido.

“A lo mejor vienen franquicias de la Ciudad de México, porque los costos son similares a los de esta ciudad, pero cuando las franquicias de otros estados quieren abrir en esta zona observan que los costos de arrendamiento son más altos, porque hay que pagar guante”.

El guante es un pago que exigen los centros comerciales por el derecho de asignación de un local; el costo del guante en plazas que están abriendo con marcas muy reconocidas puede llegar hasta un millón de pesos.

Tropicalizar

Cuando una franquicia considera su expansión hacia Nuevo León, debe pensar en modelos de negocio que sean tropicalizados, es decir, que adopten los hábitos de compra, que probablemente sean distintos a otras regiones del país, dijo Aranday Martínez.

“Las franquicias antes eran muy cerradas y a lo mejor querían llegar a imponer su modelo, ahora han entendido que cada región tiene que considerar la tropicalización de su idea de negocio, o de la forma de operar”, comentó.

Crecimiento

Para Aranday Martínez, las franquicias están creciendo a un ritmo de 9% en 2019, el año anterior cerró en 9.8%, y en 2017 el crecimiento osciló entre 9 a 13%, dijo.

Los estados donde menos crecimiento hay es en Tamaulipas y Veracruz por el tema de seguridad.

 

La facturación de este sector en el país es de alrededor de 85,000 millones de pesos al año y más de 1,500 marcas de franquicias en México dan empleo directo a más de 700,000 personas. Del total de marcas 84% son mexicanas, el resto son extranjeras.

kg