Cancún, Qroo. La industria de cruceros cerró el 2014 con una recuperación importante, después de que en el 2013 registró uno de sus peores años en la historia.

Sin embargo, la verdadera recuperación se empezará a ver a partir del 2015, con los mejores niveles (similares a los del 2008, previo a la crisis económica y la influenza) hasta el 2016 y el 2017, de acuerdo con José Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas para la Atención de Cruceros Turísticos (Amepact)

A noviembre del año pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reportó el arribo de 1,821 embarcaciones en los 28 puertos que monitorea, es decir, un aumento de 29% con respecto al mismo periodo del 2013, cuando se reportaron 1,412 unidades.

En términos de pasajeros, la dependencia detalló la llegada de 4 millones 891,346 visitantes, lo que representa un incremento de 28 por ciento . En los primeros 11 meses del 2013 se contabilizaron 3 millones 820,544 cruceristas. Se anticipa que una vez contabilizado el último mes del 2014, el país habrá captado poco más de 5 millones de personas en todos los destinos.

Pacífico repunta

Para fines estadísticos, la SCT divide el país en dos zonas de atraque de cruceros: Golfo-Caribe y Pacífico, que tuvo los peores resultados en los últimos años, pues a partir del 2009 y hasta el 2013 esta región perdió más de dos terceras partes del volumen de pasajeros que llegó a recibir en el 2008.

Mientras hace cinco años los 17 puertos de cruceros de la zona Pacífico captaron 1,667 atraques y 3.1 millones de cruceristas, tres años más tarde, en el 2012, el desplome de la región arrojaba la captación de sólo 595 barcos y 1.2 millones de cruceristas. Para el 2013 continuó descendiendo hasta recibir apenas 505 de los llamados hoteles flotantes y apenas 960,802 cruceristas.

Al décimo primer mes del 2014, esta región del Pacífico mexicano recibió 628 atraques, contra los 434 del mismo periodo del 2013, con un diferencial de 44.7%, y captó 1 millón 270,000 pasajeros, que representan 51.1% más con respecto de los 849,943 que recibió a noviembre del 2013.

José Arturo Musi destacó que los repuntes más sorprendentes fueron en Ensenada, Loreto, Los Cabos, Puerto Vallarta y Mazatlán.

Tan sólo Mazatlán, dijo, recibió dos cruceros durante el 2013. Para el 2014, la SCT reportó el atraque de 22 embarcaciones. El porcentaje de mejora es de 1,000 por ciento.

Loreto pasó de dos cruceros a 15 durante el año pasado; Pichilingüe, que sólo recibió un barco en el 2013, reportó 12 atraques a noviembre del año anterior, mientras que Ensenada, el segundo puerto con mayor número de atraques después de Cozumel, pasó de 173 unidades en el 2013 a 260 en el 2014, es decir, un repunte de 50 por ciento.

El directivo de la Amepact reconoció que otros puertos como Manzanillo, Ixtapa y Acapulco no se han recuperado por factores tan diversos como el tema de la inseguridad, en Guerrero, así como la rentabilidad de las rutas.

Zona Golfo-Caribe

La buena racha le permitió a Cozumel superar la histórica barrera de los 3 millones de pasajeros un mes antes de concluir el año. Aunque había estado cerca en el 2011, nunca había superado esa cifra y se espera que una vez contabilizado todo el 2014 llegue hasta los 3.1 millones, considerando que diciembre es muy activo para la isla.

La zona en su conjunto reportó la llegada de 3.6 millones de pasajeros a noviembre del año pasado, contra los 2.9 que captó en el mismo periodo del 2013. Mahahual se afianza como el tercer puerto en importancia, con 354,464 cruceristas.

jvazquez@eleconomista.com.mx