El municipio de Joquicingo, Estado de México presenta fortaleza en los principales indicadores de deuda y pasivos, por lo que Fitch Ratings ratificó la calificación en “BB(mex)”. La perspectiva es Estable.  

“La acción de calificación de la calidad crediticia de Joquicingo se sustenta en las siguientes fortalezas: nivel de endeudamiento bajo, pasivo circulante controlado y ausencia de contingencias respecto al tema de pensiones y jubilaciones”, explicó la agencia en un informe enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Por otro lado, detalló, los factores que limitan la calificación son el ahorro interno, presionado principalmente por un gasto corriente creciente, un nivel de recaudación acotado, una dependencia alta en las transferencias federales para realizar inversión, así como una economía que contrasta desfavorablemente con otros municipios calificados por la agencia. 

Joquicingo presenta un nivel de endeudamiento bajo y una sostenibilidad de la deuda débil, por lo cual, la deuda y otros pasivos de largo plazo es considerado por Fitch como un factor débil con tendencia estable.  

“A diciembre del 2018, el saldo de la deuda directa de largo plazo fue de 5.7 millones de pesos, lo que representó 0.12 veces los ingresos fiscales ordinarios (IFO). La deuda directa de largo plazo del municipio está compuesta por el crédito Banobras por un monto de 10 millones de pesos, el cual contrató con fines de inversión pública”, indicó. 

En materia de pasivo circulante, Fitch opina que Joquicingo ha mantenido un nivel controlado y un nivel de caja adecuado. Detalló que en diciembre del 2018, el pasivo circulante sumó 2.6 millones de pesos, monto cubierto por 1.15 veces la caja del mismo año, lo que representó 12.3 días de gasto primario. 

Ingresos

La calificadora de valores explicó que el desempeño presupuestal de Joquicingo se considera débil con tendencia estable. Lo anterior debido a que el ahorro interno del municipio ha presentado niveles deficitarios durante los últimos períodos; su nivel más bajo lo registró en el 2016 con -4.4 millones de pesos, mientras que en el 2018, la entidad siguió con esta tendencia deficitaria con un monto de -0.04 millones.

“Por su parte, los ingresos propios mostraron un deterioro de 21% y registró 3.3 millones de pesos. El nivel de recaudación de Joquicingo está estrechamente relacionado con el número reducido de habitantes (2015:13,000 habitantes), por lo que su capacidad es muy débil para lograr incrementar el nivel de ingresos propios”, precisó.

La relación de los ingresos propios a ingresos totales fue igual a 4.3%, proporción menor que la mediana del Grupo de Municipios Calificados por Fitch de 25.4%, mientras que los IFO sumaron 48.7 millones de pesos al cierre del 2018, un crecimiento de 13.9% respecto al 2017 y una tasa media anual de crecimiento del 2014 al 2018 de 6.0 por ciento.

[email protected]