Querétaro, Qro. El primer semestre del año se enmarcó por ser un periodo de nubarrones para la actividad industrial del estado, uno de los principales elementos de la economía estatal.  

Las indefiniciones en la relación comercial con Estados Unidos, el cambio de régimen que plantea la actual administración federal en el gasto público, la incertidumbre que generó la cancelación de proyectos como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), son algunos de los factores que habrían incidido en el sector industrial, explicó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) delegación Querétaro, Jorge Rivadeneyra Díaz. 

“Definitivamente también hay coletazo de decisiones como el NAIM, hay temas que sí le dieron un cambio, un giro, a la economía, pero soy muy optimista, sí creo que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un nuevo modelo, y creo que ese nuevo modelo puede funcionar, la implementación de dicho modelo va a tomar tiempo”, abundó.  

La caída nacional, en mayo, de 88% en la generación de empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es otro de los elementos que —dijo— reflejan el complejo primer semestre de la economía, tanto nacional como local.  

En Querétaro, el IMSS reportó la generación de 1,863 nuevos empleos durante mayo, una reducción de 11% en relación con mayo del 2018 cuando sumaron 2,094 empleos; mientras que en el acumulado enero-mayo del 2019 son 27,641 empleos, aumento de 38% en relación con los 20,018 de mismo periodo del 2018. 

“El primer semestre es un periodo lleno de nubarrones, otra vez estuvo complicado, estuvo difícil, por eso estamos viendo las cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) que no son las más positivas, pero aparentemente el segundo semestre arranca muy bien, creo que hay mucho ánimo para invertir, particularmente en Querétaro, es como lo vemos, hay un gran ánimo para invertir”, destacó. 

Contrario al primer semestre del año —añadió— en el segundo periodo se observa más certidumbre para invertir en el país, dado el entendimiento que han logrado los gobiernos de México y de Estados Unidos.  

“Todo lo que estructura la relación comercial con Estados Unidos es muy positivo, este tratado que es el que ya presentó la administración de Trump, entones él tiene el síndrome de todo lo que no hizo él está mal, pero tiene la situación de que cuando participa en algo ya todo está bien, parece que hasta el propio discurso ya cambió, México ya es un gran aliado de Estados Unidos”, pronunció.  

En este contexto, el sector industrial representa uno de los principales motores de la economía estatal, que se traduce tanto en la contribución de fuentes de empleos, como de recepción de capitales extranjeros.  

Manufactura   

Las industrias manufactureras son el principal emisor de capitales extranjeros al estado, al sumar 204.5 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que representa 64.4% del total de inversión extranjera que el estado recibió en dicho periodo, cuando ascendió a 217.4 millones de dólares, detalla la Secretaría de Economía. 

El histórico de 1999 al primer trimestre del 2019, expone que en ese periodo la entidad captó 9,631.7 millones de dólares en este sector, 59% del total de Inversión Extranjera Directa (IED) que el estado captó en dicho lapso y que suma 16,323.7 millones de dólares. 

Dentro de la IED manufacturera que recibió el estado en el periodo enero-marzo, las industrias con mayor recepción son la fabricación de equipo de transporte (116.4 millones de dólares), alimentaria (42.2 millones), química (34.7 millones) e industria de las bebidas y el tabaco (17.2 millones), entre otros.  

En materia de empleos, la industria manufacturera aporta 296,629 empleos, 23.6% de la población ocupada que asciende a 846,631 empleos, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

[email protected]